Hace 3 años decidí subir mi primer video a YouTube. Nunca imaginé que ese hobby podría convertirse en un trabajo, ni cuanto mi perspectiva sobre las comunicaciones podría a cambiar. Para ese momento, había renunciado a mi trabajo como editora para dedicarme al cuidado de mi primer bebé.

La verdad me sentía muy aislada, y a veces aburrida, por lo cual pasaba innumerables horas viendo videos de otras madres.

Conoce su canal: AU MAMI

Durante ese tiempo, estaba muy motivada a dar a conocer los beneficios del uso de los pañales de tela que usaba mi hijo. Con este tema, inicié esta trayectoria de 138 videos y cerca de 11,000 suscriptores (al momento que escribo este artículo).

Hoy en día mi oficina está en casa; gano dinero por ser honesta delante de una cámara, y mi audiencia es mi “jefe”.

Con cariño he escrito esta lista de las 10 satisfacciones que he tenido gracias a este mundo de YouTube

  1. Me conecto con miles de personas estando en casa. Lasoledad era muy fuerte en mi etapa como madre a tiempo completo, por lo que lo más hermoso de todo, el mayor pago que he recibido es poder expresar ideas y vivencias y conectar directamente con personas en distintas partes del mundo. Me hace sentir acompañada en el día a día de la maternidad.
  1. Mi audiencia y yo compartimos los mismos intereses. A diferencia de los medios de comunicación tradicionales u otras formas de redes sociales, YouTube en un motor de búsqueda. La gente está activamente buscando información, por lo cual llega a tus videos. Por esta razón, la audiencia en YouTube realmente es una comunidad que se identifica con tus valores y premisas. La interacción es muy honesta.
  1. Somos personas reales, con vidas reales. A diferencia de la televisión, donde una imagen perfecta debe ser proyectada para poder complacer a la mayoría del público, aquí en la pantallita de YouTube la autenticidad es lo que cuenta. Mientras más real y honesta la interacción, tus seguidores serán más leales.
  1. He conocido grandiosos creadores de todos los tamaños. Aunque la vida de YouTube es realmente de ermitaños (produces, grabas y editas solo), tienes la oportunidad de conocer otros creadores que están pasando por las mismas situaciones que tú. He tenido la fortuna de hacer bellas amistades a distancia, con otras madres emprendedoras gracias a este medio. Link de su canal.
  1. He podido ayudar a otras madres. La gran razón por la que nació mi canal, fue porque sentí que las madres que compartían sus vivencias, me ayudaron en tiempos duros. Yo quería hacer lo mismo, y gracias Dios los mensajes de agradecimiento llegan casa día a mi bandeja de entrada del correo. Me siento útil al compartir mi día a día.
  1. Descubrí una nueva carrera. El mundo del Marketing Digital, era algo que jamás había entendido bien. Si me preguntas, aunque no sea experta, por lo menos entiendo las diversas formas y ramificaciones del mercadeo en línea. También hoy cuento con una certificación de YouTube como Estratega de Contenido que aplico en mi canal, y para clientes en particular.
  2. Gano dinero desde casa. Aunque no considero que YouTube en una forma inmediata de generar ingresos, con el tiempo puede convertirse en una forma regular de ingresos. Todo depende del volumen de vistas que tu canal tenga, al igual que las diversas formas que elijas para monetizar tu canal: Mercadeo afiliado, venta de mercancías, asesoría publicitaria, servicios de edición… hay muuuchas formas de ganar dinero cuando tienes una audiencia fiel.
  3. Alimento mi creatividad. Para producir, grabar y editar constantemente en un presupuesto bajo, necesitas ser creativa. Con el tiempo vas a adquirir destrezas técnicas, que solo tienes a perfeccionar. Además, es un reto el buscar la mejor forma de hacer llegar mis ideas a un público creciente cada semana. Es muy divertido y requiere mucha elasticidad mental.
  4. ¡Ahora tengo haters! Tu canal no ha crecido lo suficiente hasta que no tienes haters (detractores). Cuando llegan a tu canal, por lo general tu comunidad habitual te defienden, o quizás ellos te hagan ver algo que no habías pensado. Muchas veces son personas que no pertenecen al público al que va dedicado tu contenido, por lo que no lo entienden, pero cualquier comentario o deditos abajo, cuenta como interacción… así que ayuda a tu canal a crecer… Gracias Haters!
  1. Creas una comunidad para tu vida. Después de 3 años, reconozco el nombre en los comentarios, son las chicas que me preguntan como estoy, felicitan a mis hijos en sus cumpleaños, me dan los buenos días… son amigas virtuales. Yo ofrezco información y ellas (y ellos) su amistad. Es una sensación increíble.

En estos tres años de YouTuber, lo único de lo que me arrepiento, es no haber comenzado antes o subir más videos a la semana.

Si tienes ganas de comenzar tu canal… ¡hazlo ya! No hay nada que esperar, es un camino muy bonito y lleno de satisfacciones.

Visita su canal aquí.