Ser madre es un privilegio, eso no se discute. Cada momento le doy gracias a Dios por este don que puso en mi. Pero es de seres humanos tener miedo, dudas, entre otros sentimientos más…

Papi, seguramente a ti te ha pasado, aún que dicen que las mujeres son más emocionales, tienen toda la razón y es que vivimos cada etapa de nuestra vida intensamente.

Hoy, intentó explicarte lo qué yo sentí en mis primeros días de postparto. Según profesionales y expertos son los días más difíciles. Tenemos las hormonas súper revueltas. Es todo un show interior, el cual cuesta combatir.

No hablo solo por mi, si no por miles y miles de mujeres en el mundo. Dicen ue todos los cuerpos son diferentes. Cada quien vive un cosa a su manera, pero acepto que si tenemos en común es el significado de «postparto».

Déjame contarte que los pensamientos giran y giran en nuesta cabeza tratando de sabotearnos y engañarnos. Todos te felicitan, te sientes feliz, pero hay algo que no te deja en paz y es que las hormonas hacen lo suyo

Mi momento crudo llegó cuando, después de una cesárea, a las dos horas me llevaron a mi bebé. Estaba tan feliz de verla, la enfermera me miró y me dijo : «si le dará pecho se las dejaré para que pueda darle».

Solo recuerdo la cara de felicidad y confusión que teníamos mi esposo y yo. Ahora sí, había llegado el momento el que tanto habíamos hablado y preparado.

Yo había leído mucho sobre la lactancia, pero jamás pensé que fueran tan complicado. Mi cansancio era tan grande que me la puse en el pecho y tenía tanto miedo de botarla.

Te conviertes en un mamá sin instructivo, a prueba de todo. Te aseguro que no es lo mismo leerlo que vivirlo, pero cómo hombre, sé que entenderás porque entre parejas estamos conectados por el amor de ese bebé y pequeño ser.

En ese momento, después del parto, eres la mujer más HERMOSA del universo. Esto, por una sola razón, acabas de dar a LUZ, acabas de originar una VIDA. Que más motivo que esto para verte radiante. Sin embargo, llega el momento de verte a un espejo y ves… o una herida, que antes no estaba, unos ojos hinchados, tu pelo despelucado y ni que decir del dolor si fue parto vaginal y la molestia de la operación si fue cesárea.

Esto es realmente duro. Te sientes más Mujer que nunca, pero hay mil cosas que te presionan. Quieres hacerlo siempre bien. Lo mejor posible.

Hay miles de consejos, y solo dos personas que tienen que decidir qué hacen con ese ser.

Es cierto lo del instinto materno y paterno también. Nadie te enseña a ser papa y tu adoptas ese hermoso rol. El amor te hace fuerte.

Pero, qué necesitamos de ti???

Que nos entiendas, que si lloramos, no te enfades. A veces los hombres son poco sensibles, despierta un poco tu sensibilidad hacia esa mujer que te enamora día con día. Dile que se ve bella aunque este sin maquillarse, abrázala, ella lo necesita.

Está etapa pasará, disfrútala con ella. Seguro y tú trabajas y estás cansado, ella pasa todo el día y noche con el bebé. También es un trabajo arduo.

Lo más lindo del amor es el apoyo incondicional. Eso vale muchísimo.

A veces, no hay nada más purificador qué ENTender, que crean en ti y muchas veces que hasta te den la razón sin tenerla.

Entiéndanos, solo son unos días…