Estoy segura que no soy la única que se agobia días antes de que terminen las vacaciones, de sólo pensar en madrugar, tranques, miles de correos, reuniones, etc…

Por Franchesca Roselie

Sin embargo, creo que el proceso de readaptación se vuelve peor, por el hecho de pensar constantemente en las cosas maravillosas que ya no podremos hacer a nuestro antojo; adiós a Netflix, las tardes de paseo y los desayunos y almuerzos sin apuros.

Déjame compartir contigo 5 cosas que debes hacer antes de volver de vacaciones, para que tu regreso sea lo más agradable posible.

  1. Actitud Positiva: es muy importante que te prepares para la vuelta al trabajo, elimina de tu mente todos esos pensamientos estresantes y rutinarios acerca del trabajo. Enfoca tus energías llevando a cabo actividades como el yoga, la lectura o el atletismo; los cuales te ayudarán a iniciar con mucho positivismo y ganas.
  2. Ordena tu Casa: Te recomiendo que unos días antes te encargues de limpiar tu casa o apartamento por completo. Y no hagas de esta labor algo insoportable, diviértete escuchando música, bailando, incluso se vale incluir a los niños para llevar a cabo esta labor.
  3. Duerme y Come Bien: respetar los horarios de sueño y comida es esencial para que tu cuerpo se encuentre en óptimas condiciones. Trata de dormir entre 8 y 7 horas; hacerlo más o menos puede provocarte letargo o ansiedad (respectivamente). Comer sanamente ayudará a mantener tu salud para evitar los comunes «malestares» que ocasiona el reincorporarse al trabajo.

4. Mantente de Vacaciones Todo el Año: aunque consideremos esto más como una ilusión que una realidad, el dedicarte tiempo a ti y a los tuyos te ayuda a no sentirte tan terrible cuando te toca volver al trabajo. Te animo a que en tu días libres sigas haciendo muchas de las cosas que hacías mientras estabas de vacaciones; tardes familiares, sigue viendo tu serie favorita, una que otra escapadita, en fin… sigue disfrutando siempre que tengas la oportunidad.

5. Disfruta tu Último Día: dedica tu último día para hacer lo que más te gusta, ya sea ir a la playa, al cine, pasar la tarde en familia o simplemente quedarte en casa tirada en el sofá sin hacer nada, pero que sea un momento en que puedas entregarte a lo que te hace sentir plena y tranquila.

En alguno de mis regresos de vacaciones llegué tratando de hacer mil cosas reuniones, emails, informes; y les confieso que esto me lleno no sólo de estrés sino también de mucha frustración; y perdí en un par de días lo que había logrado obtener en mis «Maravillosas Vacaciones».

Olvídate de que en una semana, días u horas vuelves a la rutina y disfruta al máximo este tiempo para relajarte.

No te olvides de poner en práctica estos trucos para que afrontes llena de energía y renovada tu regreso de vacaciones.

Sigue a Franchesca en sus redes sociales aquí.