El corazón nos ha dado vuelta cuando hemos visto la última actualización de la cuenta de Instagram de Adele.

La cantante llevaba sin hacer una publicación desde el 30 de enero. Pero nuestra emoción no fue porque al fin regresó, sino porque por un momento nos hemos emocionado mucho (muchísimo) al pensar que la interprete de ‘Rolling in the Deep’ había pasado por fin por el altar con su pareja y padre de su hijo Angelo, Simon Konecki.

Pero nuestro gozo duró muy poquito. Resulta que Adele ha casado a dos de sus mejores amigos el pasado mes de enero y nos lo ha contado con una fotografía en la que aparece vestida de blanco cual sacerdotisa del amor con un muro de rosas blancas detrás (que nos recuerda sospechosamente al que ya vimos en la boda de Kim Kardashian y Kanye West).

«Voy a contaros un secreto. He casado a dos de mis mejores amigos en enero. Sabéis que me vale cualquier excusa para arreglarme…@chattyman#LoveisLove 🏳️‍🌈», dijo.

El papel de la cantante

Los afortunados novios han sido el cómico Alan Carr y el compositor Paul Drayton. Carr ha comentado en una entrevista que el papel de la artista fue más como ‘wedding planner’ ya que se encargó de organizar todos los detalles del enlace.