Una vez dije: “es que mucho se complican”, “por qué se queja tanto”, “no le alcanza el tiempo?, “por qué pasa desarreglada”…

Bien dicen que es mejor quedarse callado y no opinar. O, a veces, es mejor ponerse en el lugar de la otra persona. Creo que este último es la mejor opción.

La realidad

Debo aceptar que el rol de una mamá me parecía complicado, pero a veces exagerado. Pensaba: como criar a un hijo puede ser tan difícil?

Y aunque me encantaban los niños y ayudaba en todo lo que podía a una mamá cuando la veía en la calle o a mis amigas que ya son madres; faltaba algo, ponerme en el lugar de ellas y entenderlas de corazón.

Muchas veces vi mal acciones de mamás hacían, por ejemplo: a la hora de una rabieta de sus niños, me parecían incómodas las reuniones de trabajo en que mamás llevaban a sus bebés. De hecho, no me parecía “correcto” que mamás dejaran asuntos laborales por quedarse con sus hijos.

Y ahora, pregúntenme qué pienso al respecto…

Soy una persona de desafios, de retos, pero la maternidad dio vuelta totalmente a mi vida. Pasé a ser una mamá incomprendida por mi misma. Jamás me imaginé que ser mamá traería tantos cambios.

Para empezar, aceptar tu cuerpo cambiado en el postparto, tus energías bajan (y es cuando mas las necesitas), tienes una sola prioridad: tu bebé, lo demás puede esperar…

No digamos el reto de la lactancia materna, las miles de opiniones a las que tienes que decir “gracias, lo haré”, los desvelos y los abrazos nocturnos que debes darle somnolienta a tu bebé, las sonrisas a tu esposo y a tus otros hijos, las cosas del hogar, entre muchas otras.

Asi de dificil es ser mamá, sin embargo es la MEJOR etapa que una mujer puede vivir. Así de irónico, así de hermoso…

Lee también: Cuando los padres nos vamos poniendo huérfanos

Esto es para ti que aún no eres mamá

No sé por qué razón aun no seas mamá, tu lo sabrás. Prepárate cuando llegue este momento. No te lo imagines con expectativas, simplemente cuando te toque vivirlo, vívelo.

Te enseña a desprenderte del egoísmo, del orgullo, de ese “soy solo yo” y te enseña a ser más amorosa, paciente y a cuidar con instinto materno a esa personita que depende de ti.

No te vayas antes de leer: Algunos datos de la lactancia materna en China que experimenté cuando viajé

Loading...