Sea cual sea el motivo, el «klan» Kardashian siempre se las arregla para no pasar nada desapercibido. Pero es innegable que, desde que se filtrasen las infidelidades de Tristan Thompson a Khloé poco antes de que naciera su primogénita, realmente no abandonan el centro del foco mediático. Si rumores, críticas y opiniones no han parado de circular, incluso, relacionando el nombre de la pequeña True, con una indirecta hacia el jugador de baloncesto, ahora no van a hacer»Nuestra pequeña niña, True Thompson, ha robado nuestro corazón y estamos abrumados con tanto amor. Es una bendición dar la bienvenida a este ángel a nuestra familia. Mamá y Papá te quieren True», escribía Khloé en aquella publicación.De hecho, según ha asegurado también la fuente, Khloé, que se encuentra ahora en Cleeveland, sólo planea volver a Los Ángeles junto a sus hermanas, aunque tendrá que esperar para reunirse con el «klan», ya que todavía tiene que recuperarse.Pero a pesar de las distancias, sus hermanas no han dudado nunca en mostrarle su apoyo y defenderla. Tanto Kim como Kourtney no tardaron en coger un avión hacia Cleeveland nada más enterarse de la infidelidad, así como, por supuesto, dejarle de seguir en Instagram. Y es que, si te metes con una Kardashian, te metes con todas.

El destape de la infidelidad

Un vídeo mostró cómo el jugador de los Cleveland Cavaliers era infiel a la estrella de la telerrealidad horas antes de que naciera su hija.El clima entre la pareja es más que tenso, a pesar de que Thompson estuvo presente en el parto el portal TMZ, asegura que la empresaria y el jugador de baloncesto no se han hablado desde que se descubrió la infidelidad. Además, tampoco habrían tenido tiempo para estar a solas porque tanto Kris Jenner como Kim y Kourtney Kardashian volaron a Cleveland tan pronto como los vídeos vieron la luz.