¿Necesitas estar interesado en todo lo que a tu pareja le parece fascinante? Para algunos en el matrimonio, la respuesta siempre es sí. Pasan mucho tiempo y energía transformándose en la persona que creen que necesitan ser, y a menudo eso significa dejar de lado las cosas que aman y aceptar los gustos, pasatiempos e intereses de su pareja, como por ejemplo, los programas de televisión, el genero de películas, tal vez a tu esposo o novio le gustan las películas de miedo y a ti no, pero te fuerzas a verlas, por compartir un hobby con el.

Existe un miedo al rechazo, de quedarse solos, que harán cualquier cosa y se convertirán en cualquier persona, para mantener a su pareja. Pretenden amar un deporte, o un tipo de música, o un tipo de comida, que en realidad no les importa. Además insisten en que ellos y su compañero hacen todo juntos, porque, después de todo, ambos A-M-A-N las mismas cosas.

Analiza y revisa lo siguiente…

  • Perder sentido de sí mismo
    Cuando abandonan las cosas que aman, en realidad se dan por vencidos. Y la investigación sobre lo que hace un matrimonio feliz nos dice que renunciar a sí mismo no es lo que hace que un matrimonio sea verdaderamente satisfactorio.
  • Estar casado y mantenerse fiel a ti mismo
    Lo que hace que los matrimonios sean geniales es que cada persona muestre interés en las pasiones de su pareja, pero también permanezca fiel a sí misma. Eso significa tener amigos y familiares con los que ir de excursión si a su cónyuge no le gusta, y que tu novio o esposo tenga amigos y familiares que les guste jugar videojuegos si la excursión no es lo suyo. En las relaciones saludables, a veces sus intereses se superponen y otras no, y ambos tienen espacio y la red social para perseguir lo que aman.

  • Esperando demasiado de tu compañero
    Una de las características de la adicción al matrimonio es creer que una persona y solo uno puede darle todo lo que necesita. Pero esa es una fantasía que nunca se hará realidad. Todos necesitamos más de una persona en nuestras vidas; todos necesitamos una comunidad de personas que nos aman. Es agotador, e injusto, pedirle a tu compañero que sea todo para ti. Y es agotador, e inauténtico, que intentes ser todo para ellos y puede incluso llegar a ser intóxicante para ambos.
  • ¿Cómo rompes ese hábito?
    Comience haciendo una lista de todas las cosas que se ha estado negando a sí mismo porque se estaba enfocando en su pareja. Sepa a qué se ha estado rindiendo, y sabrá lo que necesita para comenzar a darse a sí mismo ahora. Escriba todas las cosas que no ha hecho porque pensó que su pareja no las disfrutaría: películas románticas, comida tailandesa, andar en bicicleta, visitar a su familia, sean cuales sean esas cosas. Piensa en todas las cosas que te has estado perdiendo y negándote a ti mismo.

  • Crea una lista de cosas por hacer
    ¿Qué cosas puedes hacer con los demás (tal vez invitar a un compañero de trabajo a que se una a ti para almorzar en algún restaurante)? ¿Con qué cosas está bien hacer solo (quizás ir al cine cuando su pareja está viendo un evento deportivo en la televisión)?
  • Presta atención a cómo te sientes, tanto física como emocionalmente
    Cada vez que realices un gran cambio, al principio se sentirá un poco raro e incómodo. Pero también puedes sentirte aliviada, vertiginosa, ligera, alegre. Quizás una combinación de muchos sentimientos. Disfruta la experiencia, sea lo que sea y sobretodo recuerda que no está mal disfrutar cosas diferentes a las de tu pareja.