El próximo 13 de noviembre verá la luz la autobiografía de Michelle Obama ‘Becoming’.

La ex primera dama ya ha comenzado a promocionar sus memorias y para ello ha recurrido a una de sus redes sociales favoritas, Instagram. Este es su medio habitual para mandarle felicitaciones y mensajes de amor a su marido Barack Obama y ahora también se ha convertido en su mejor herramienta para darse publicidad.

Michelle ha compartido hasta ahora dos imágenes, una de su infancia y otra de su etapa universitaria. En la primera publicación aparece junto a sus padres y le dedica unas cariñosas palabras: “En los próximos días, compartiré algunas fotos y recuerdos de mi libro, BECOMING. Mi padre, Fraser, me enseñó a trabajar duro, a reír a menudo y a cumplir mi palabra. Mi madre, Marian, me enseñó a pensar por mí misma y a usar mi voz. Juntos, en nuestro estrecho apartamento en el lado sur de Chicago, mi familia me ayudó a ver el valor de nuestra historia, en mi historia y en la historia más amplia de nuestro país”.

En la segunda fotografía Michelle posa en Princeton y habla sobre sus años de universidad. Además lanza un mensaje a los jóvenes para animarles a cumplir sus sueños.

“Esta soy yo en Princeton a principios de los años ochenta. Sé que ser un estudiante universitario de primera generación puede dar miedo, porque me daba miedo. Era negra y de un barrio de clase trabajadora en Chicago, mientras que el cuerpo estudiantil de Princeton era generalmente blanco y acomodado. Nunca antes me había destacado en una multitud o en una clase debido al color de mi piel. Pero encontré amigos cercanos y un mentor que me dieron la confianza para ser yo misma. Ir a la universidad es un trabajo duro, pero todos los días me encuentro con personas cuyas vidas han cambiado profundamente por la educación, igual que la mía. Mi consejo para los estudiantes es ser valientes y siguen adelante. Felicitaciones a la clase de 2018!”

Ella misma ha comentado que compartirá varias imágenes en los próximos días. Seguiremos atentos.

Info de Elle.es

Loading...