El productor es acusado de abuso y acoso sexual, y hoy se entregó a la justicia a raíz de una causa abierta en su contra por la Fiscalía del distrito de Manhattan.

Harvey Weinstein, de 66 años, se puso a disposición de la policía de Nueva York a las 7.30 de la mañana para enfrentar los cargos de abuso sexual a dos mujeres: Lucia Evans y otra víctima que permanece en anonimato.

De acuerdo a la información proporcionada por The New York Times, el afamado productor será obligado a entregar su pasaporte y usar un dispositivo para monitorearlo. Esto, tras la acusación de más de 80 mujeres que acusan a Weinstein de abuso, acoso y comportamientos inapropiado de connotación sexual.

Evans dijo a The New Yorker que Weinstein la obligó a realizar sexo oral durante una audición: “Dije una y otra vez ‘No quiero hacer esto, para, no’”, pero la actriz asegura que el productor la ignoró y luego hizo como si nada hubiese pasado. Paz de la Huerta, en tanto, aseguró a Vanity Fair que “Estaba muy aterrada. Dije que no, y cuando estaba sobre mí le dije: ‘No quiero hacer esto’. Siguió saltando encima mío y era asqueroso. Él es como un cerdo”.

El cineasta llegó a Nueva York en un vuelo privado durante la noche del jueves. Pasadas las siete de la mañana, hora local, se entregó en la comisaria en Tribeca, el barrio donde fue el rey. Cruzó la nube de fotógrafos que le esperaba con tres grandes libros bajo el brazo, esta vez sin alfombra roja desplegada a su pies. Uno era la biografía del controvertido cineasta Elia Kazan, de Richard Schickel. Otro de los títulos era Something wonderful, de Todd Purdum.

Hora y media después de completar su ficha policial, abandonó la comisaría esposado y sonriente para declarar ante el juez Kevin McGrath en corte penal en Manhattan. El magistrado lo dejó en libertad tras imponerle 10 millones de dólares de fianza, de los que un millón deberán pagarlo en efectivo. La cifra es mucho más alta de los dos millones que se especulaba había pactado con el fiscal Cyrus Vance. Además de tener que entregar su pasaporte y llevar un brazalete electrónico. Sus movimientos estarán limitados.

El Departamento de Policía de Nueva York emitió una breve nota pasada una hora del arresto en la que explicaba que Harvey Weinstein había sido procesado y acusado de cuatro delitos sexuales, entre ellos el de violación y abuso sexual en relación con dos mujeres. También agradece el coraje de las víctimas del productor “que dieron el paso al frente buscando justicia» y destaca que esta acción es fruto de la colaboración con la oficina del fiscal del distrito de Manhattan.

El hecho de que se entregue, señala Tarana Burke, creadora del movimiento #MeToo, permitirá que la conversación iniciada en octubre «pase de la opinión pública a los tribunales». Harvey Weinstein fue despedido de los estudios que fundó con su hermano, que hace dos meses se declaró en bancarrota por las dificultades financieras, y expulsado de la Academia de Cine.

.-Nota Retomada de EL PAIS, LA TERCERA.