Tan pronto recibimos la hermosa noticia de que estamos esperando un bebé, experimentamos una serie de sentimientos casi sin darnos cuenta.

Nos puede generar alegría, ansiedad, sorpresa, nerviosismo, hasta temor. Cualquiera sea el caso, siempre es bueno compartir lo que sentimos con nuestros familiares y seres queridos. Siempre hay personas que nos ayudarán asimilar de mejor manera esta grandiosa noticia, que implicará un cambio significativo en nuestras vidas.

Por Loly Montesinos

Este maravilloso estado merece ser vivido a plenitud, disfrutándolo cada minuto, hora, día, semana mientras se forma esa personita llena de luz y amor en nuestro vientre. Así mismo, esta es una etapa de mucho aprendizaje y crecimiento personal, ya que desarrollamos habilidades y competencias que nos prepararán, para la retadora etapa que estamos próximos a empezar, la maternidad.

Durante la larga espera del nacimiento de nuestro bebé, entre otras actividades empezamos a preparar su llegada, buscando lo mejor para ellos, adecuando su habitación, escogiendo los artículos necesarios para su crecimiento y desarrollo en su primera etapa de vida.

Entre tantos temas que,  como madres primerizas desconocemos, compramos muchísimos artículos con tanta ilusión y claro con mucho esfuerzo. Esto implicará una importante inversión. Debemos estar conscientes que su tiempo de vida expirará muy rápido, no por su vida útil, pero si por la velocidad con la que nuestro bebé crecerá.

En la mayoría de los casos, el paradero de estos artículos son los depósitos o nuestro propio hogar, donde se deteriorarán por el no uso, condiciones del clima, entre otros factores, ocupando un espacio innecesario y convirtiéndose en desechos.

Al momento de decidirnos sea por su cochecito, carguera, corralito, silla de comer entre otros, es pertinente tener presente estos aspectos y tomar como una alternativa válida artículos usados.

En la actualidad, Reinfantil es una empresa que está enseñando a la comunidad el valor de compartir, recuperar y reutilizar, al darle una segunda oportunidad a estos artículos.

Entonces es aquí donde como padres de familia, se nos presenta la ocasión de formar parte de esta nueva generación de consumidores responsables, que además de gozar de los beneficios propios de optimizar los recursos, simultáneamente podemos generar beneficios para nuestro entorno, al tiempo que enseñamos con el ejemplo a nuestros pininos.

Ahora, ya sabes que podemos activamente reutilizar, recuperar, reducir y reciclar en nuestro diario vivir.

Si anhelas un mejor mundo para tu bebé y sus venideras generaciones, puedes también sumarte a esta iniciativa y ser parte del cambio, sin renunciar a tu estilo de vida y sin olvidar las 4Rs del Consumo responsable. Anímate a compartir y recuperar.

Consumo responsable

Si quieres unirte y formar parte de esta nueva experiencia puedes hacerlo a través de su Instagram aquí.