Cada vez que llega el día del niño, navidad o reyes, los medios de comunicación nos  bombardean de publicidad y nos muestran juguetes que hacen mil cosas por si solos. Nos dan ideas de qué regalar a nuestros pequeños en esas fechas tan especiales.

Por Deylin Hernández de Castro

Los juguetes son excelentes herramientas para educar y transmitir valores a los pequeños. Se podría decir que son una de las vías que los lleva a conocer el mundo real debido a que hay juego de roles, de los cuales muchas veces ellos definen su interés por carreras existentes para su futuro, maestra, medico, bombero, policía por nombrar algunos.

Claro está alguno juegos que no se ven, ni se venden en las publicidades. Estos son los juegos artesanales. La mayoría hechos de  recursos naturales y los cuales son una fuente de aprendizaje  como los hecho   por la filosofía Montessori o Waldorf.

Juguetes hechos a mano, que permiten desarrollar una conexión especial con los niños.

En cada interacción estarán descubriendo, un elemento nuevo que puede convertirse en una aventura. Seguro que despertará su curiosidad y su imaginación, algo simple como  la caída descendiente de la bola por medio del puente, o un  el péndulo, entre otros.

Muchas veces a un niño se le da un regalo y la caja les atrae más que el juguete. Esto es porque entre más sencillo sea el juguete, sin tantas funciones, el niño hará acciones con el juguete usando su creatividad.

Un ejemplo básico es la tabla curva. Está hecha de madera natural con muchísimas funciones. Aprovecharla como recurso educativo y herramienta de diversión está en el usuario. Es uno de estos juguetes que tanto nos gustan, versátil y multi-etapa, para pequeños, medianos y mayores.

Una pista de carreras, un puente, una mesa, una tabla de equilibrios, una cama improvisada, un balancín…múltiples opciones de juego y disfrute..

Al igual que explicarle las formas más creativas de usar el juguete puede ser muy enriquecedor para ambas partes. Los niños harán preguntas que no nos esperamos como padres, así que puede ser un gran ejercicio de aprendizaje constante  para ambos.

Así que quedan cordialmente invitados a ver más allá de los juguetes que hay en las pantallas. Aprovechen la oportunidad de conocer juguetes artesanales, ecológicos, de madera, de fieltro  o de tela hay muchas opciones llenas de aventuras y nuevos retos.

Vamos a aventurarnos a conocer estas fuentes de aprendizaje. Mil gracias por estar leyendo este texto. Eso significa que quieres sacar algo positivo de él. Si lo has disfrutado, por favor deja tu opinión, y compártelo para que otras personas puedan conocer esta experiencia. Muchas gracias por el tiempo dedicado a leer, Los espero en la próxima.

Sigue a Deylin en sus redes sociales aquí. 

Imágenes de la tabla fueron tomadas de la tienda www.monetes.es

Loading...