Honrar las tradiciones de tu familia y la de tu novio es magnífico, pero no debes olvidar mostrar tu propia personalidad en los detalles de tu boda.

Cuando los novios son de distintas nacionalidades y culturas en ocasiones suele tornarse un poco complicado. Es difícil tratar de complacer a ambos lados de la familia. Debes encontrar un punto medio. Es mejor ceder en algunas cosas para que la organización de tu boda no complique ese día tan especial para ti y para tu futuro esposo.

Por Ileana Forero

Muy importante es definir de primera mano el estilo de la boda. Deben tomar la decisión en conjunto con las dos familias qué tradiciones serán puestas en práctica para este evento tan importante. Existen algunas tradiciones culturales y religiosas que a pesar de sus distintos significados pueden ser adaptadas en una boda multicultural.

Como parte de la celebración estas tradiciones culturales ofrecen un sin número de posibilidades. Tanto para la decoración, la realización de un tema en específico, las actividades previas a la boda, la comida y las ceremonias tradicionales de ambas culturas.

La ceremonia matrimonial

Es el evento principal del día de tu boda, es el instante en que las dos familias se únen y las dos culturas se vuelven una a partir de esa liturgia.

Aprovechar esta coyuntura para utilizar un vestido de novia tradicional en lugar del clásico vestido blanco. Esto le da ese toque único a la ceremonia. Si ambas culturas lo permiten y con previa consulta la misa puede ser oficiada por dos sacerdotes. Uno de cada religión personalizando aún más el evento.

De la ceremonia pasamos a la fiesta, y es aquí en donde el asunto se torna muy divertido. Durante la celebración existen muchos momentos que pueden ser utilizados como plataforma para el debut de ambas nacionalidades y sus tradiciones.

En la actualidad los restaurantes de comida fusión han hecho muy conocida la unión de dos sabores y estilos. Cuando empieces la búsqueda del servicio de catering para tu boda toma este estilo en cuenta y asegúrate a través de referencias previas que el chef pueda preparar la fusión que tu requieras.

Una manera muy chic de honrar la nacionalidad del novio es a través del dulce de boda. Esta tendencia ha sido utilizada por muchos años en Norteamérica; el dulce del novio por lo general suele representar su personalidad a través de este pastel que en muchas ocasiones es diseñado de acuerdo a sus preferencias deportivas o musicales.

En esta boda hindú-norteamericana podemos observar como el dulce de bodas está decorado con diseños del arte Mehndi en honor a la nacionalidad de la novia y el dulce del novio es la representación de un edificio histórico de su lugar de procedencia en Texas.

Hace poco conocí a una wedding planner de México que me hablaba de cómo ella hacía que sus novios fueran cambiando su vestuarios a través de la noche.

Cada hora ella le cambiaba las corbatas al novio o la camisa con distintos colores y la novia cambiaba de vestidos hasta quedar totalmente cómodos. Este concepto puede ser adaptable al tema multicultural.

Los novios pueden cambiarse un par de veces a vestidos tradicionales o regionales de su país en el transcurso de la noche haciendo honor a sus culturas y sus familias. Inclusive, puedes pedirle al Dj que acompañe tu entrada con la música típica de la región y puedes invitar a tus familiares a que participen contigo en la pista de baile.

La fiesta y los mejores momentos del banquete

Para la hora loca o el cotillón no puede faltar la inclusión de algún elemento tradicional de ambas culturas. En Panamá utilizamos mucho la murga de carnaval ya que eso nos identifica como panameños, pero hay unas cuantas opciones según la cultura que se pueden emplear: mariachis, dragones chinos, conjunto de samba, un conjunto de tamborito, un grupo de riverdance irlandés o quizá una polca alemana.

 

El ritmo de la música marca el tono de la fiesta y si es una boda multicultural con más razón debes poner gran atención a este tema. Si bien es cierto la música tiene un lenguaje universal, en el caso de las bodas en las que los novios son de distinta nacionalidad vas a tener una audiencia un poco más exigente a la hora de levantarse a bailar.

Es muy importante tomar en cuenta los gustos musicales de ambas familias y armar un playlist variado y que contenga desde canciones de antaño para los mayorcitos de la fiesta hasta lo último que esté sonando en la radio para los más jóvenes de la casa. De esta manera te aseguras que todos bailen y se diviertan al máximo.

Siempre está esa canción que no puede faltar en cualquier celebración de todas las familias, haz una lista de esas canciones y sé firme con tu DJ en cuán importante es que las haga sonar ese día.

Por último pero no menos importante, las bolsitas o recordatorios para tus invitados. Yo recomiendo siempre ir lo más auténtico posible a la hora de agradecerle a tus invitados su asistencia. Cuando los novios son de distintas nacionalidades las posibilidades para estos recordatorios es infinita y debemos dejar rodar la imaginación.

Lo que puedes hacer es dividir la función del recordatorio, por ejemplo: si el novio es de hawaii una bolsita de playa hecha a mano de un material local sería excelente con artículos de playa muy coloridos y personalizados con una coronita incluida, si la novia es mexicana. Las opciones son múltiples a la hora de armar estos ejemplares que serán un firme recordatorio de lo bien que la pasaron tus invitados el día de tu boda.

Conoce el excelente trabajo de Ileana Forero com Wedding planner y productora de bodas aquí.

Loading...