El cantante británico deslumbró en la inauguración de Rusia 2018 con sus mejores éxitos, entre los que resaltó una versión lírica de su balada emblema.

Pese a que mencionó que no volvería a cantar “Angels” en vivo, Robbie Willliams hizo la excepción en la inauguración del Mundial Rusia 2018, junto a la soprano rusa Aida Garifullina.

La gala comenzó con “Let me entertain you”, que puso a Williams ─de traje rojo, muy similar al que utiliza su par Morrissey─ sobre la cancha del Estadio Luzhniki con una terna de bailarines y futbolistas freestylers que hicieron malabares con el balón.

Previo a ese momento, el británico interpretó el popular tema “Let me entertain you”, para luego hacer cantar a todo el estadio con “Feel”. Sin embargo, el momento máximo llegó cuando la soprano Aida Garifullina se unió en las voces dándole un toque lírico al tema.

Sin embargo, no todo fue alegría. Después de la interpretación de “Rock DJ”, en la que Ronaldo hizo su aparición para patear una pelota junto a Zabivaka, el británico hizo un gesto obsceno a la cámara. Aparentemente por problemas técnicos durante su show.

La polémica ha llegado casi al final de su actuación, cuando el británico ha hecho una peineta. Muchos, lo ha tomado como una ofensa y han criticado el gesto a través de las redes sociales, pensando que se trataba de una burla a la competición.

Sus fans, en cambio, le han defendido, asegurando que no tenía nada de polémico y que se trataba de “un recurso más” para animar el show. El cantante, por el momento no ha especificado cuáles han sido sus intenciones.

Loading...