Debajo de nuestra lengua se encuentra una delgada y pequeña membrana conocida como “Frenillo”. Éste hace que la lengua se mantenga en su lugar. El frenillo es elástico y no interfiere con los movimientos de la lengua al comer, beber, movimiento del bolo alimenticio y la preparación para su tragado, y por supuesto en el lenguaje.

Por Johana Hall

Cuando este tejido es demasiado corto se conoce como “Anquiloglosia”.
La Anquiloglosia está presente desde el nacimiento. 3 de 100 bebés pueden nacer con un frenillo Lingual corto.

Este frenillo corto puede hacer difícil la lactancia del bebe, dependiendo del grado del mismo así como de la producción de leche por parte de la madre.

Frenillo en la lactancia

En el periodo de lactancia las madres pueden considerar que existe una dificultad por un frenillo lingual corto en el bebe, al observar el sobreesfuerzo y el tiempo que necesita el bebe para poder alimentarse.

En niños más grandes Usted puede observar que pudiera existir una dificultad de frenillo lingual, al formarse un corazón en la punta de la lengua, no teniéndose una punta de lengua completa. En algunos niños intentar realizar este movimiento lingual puede ser doloroso.

¿Cómo puede afectar el Frenillo Lingual la producción del Lenguaje?

Este mismo puede limitar los movimientos de lengua, los cuales son necesarios para la producción de algunos fonemas de la cadena Fonética del Lenguaje, es decir los Fonemas Linguales. Entre ellos están:

  • Fonema /L/ , en palabras como loma, mala, sol.
  • Fonema /T/, en palabras como tapa, pata.
  • Fonema /D/, en palabras como dame, dedo.
  • Fonema /N/, en palabras como no, mano.
  • Fonema /R/, en palabras como pera, dar.
  • Fonema /RR/, en palabras como rojo, perro.

Sin embargo, la mayoría de los niños logran adaptarse a la dificultad, teniendo una producción articulatoria aceptable.

¿Qué hacer si mi hijo presenta un Frenillo Lingual corto?

Lo más importante es visitar a un profesional que evalúe el grado de Anquiloglosia o Frenillo Lingual Corto, entre estos están el Pediatra, Odonto-pediatra, Fonoaudiólogo. Para determinar que grado se encuentra este frenillo, así como las limitaciones que se estén generando.

Esto permitirá realizar una intervención temprana. Una detección temprana puede evitar problemas futuros.

Si quieres conocer más sobre el tema de: Problemas en el lenguaje de tus hijos, mira este Podcast

También, sigue a Johana en las redes sociales de Child Development Center Panamá