No es la primera vez que surgen rumores de que Meghan Markle está embarazada. Algunas personas aseguraban que la razón por la que estos royals decidieron casarse tan rápido fue para evitar que la ex actriz pusiera en evidencia su baby bump antes de caminar hacia el altar con el príncipe Harry.

El primer vestido de novia que eligió quien fue la estrella de ‘Suits’, firmado por Givenchy,  volvió a despertar rumores de un posible embarazo. Su diseño no era exactamente de su talla y no se ajustaba a su silueta, por lo que muchas personas imaginaron que Markle podría estar disimulando su vientre abultado.

Su segundo vestido de novia, creado por Stella McCartney, tampoco se caracterizó por destacar su figura.

Ninguna de estas sospechas ha sido confirmada, sin embargo, con su último look que vimos recientemente, ¡Meghan Markle volvió a desatar rumores de un posible embarazo!

¿La razón?

El diseño con el que Meghan asistió a la boda de la prima del príncipe Harry, Celia McCorquodale (sobrina de Lady Di), el pasado fin de semana, es demasiado holgado y pareciera que le queda muy grande.

Se trata de un vestido de Oscar de la Renta, blanco con negro, con estampados florales, de la colección Resort 2019.

Es probable que la Duquesa de Sussex haya elegido este vestido de Oscar de la Renta, simplemente por comodidad y porque quería apostar por un look relajado y boho-chic.


Pero, lo que es un hecho es que con ese vestido dio mucho de que hablar y volvió a despertar dudas sobre su supuesto embarazo.

¿Otra de las razones por las que el último look de Meghan Markle sorprendió a todos? ¡Se parece mucho a uno de los diseños con los que fue fotografiada la princesa Diana!

¿Habrá sido la mamá de su esposo la gran inspiración de su look?

Info de Glamour.mx