Las redes sociales han fomentado la aparición de muchas tendencias de comidas que se ven lindas en fotos, como los smoothie bowls, los buddah bowls y muchos otros platos que se sirven en cuencos. La mayoría se vuelven populares porque, además de que son parte de una dieta balanceada y saludable, son hermosos.

Lee también: La Kombucha: ¿la bebida del momento?

Ahora hay un nuevo alimento que está arrasando en Instagram y es tan saludable como relajante: la leche lunar. No, no la traen del espacio exterior, simplemente es leche tibia mezclada con algunas especias que pueden ayudar a dormir y a desestresarse.

Tomar un vaso de leche tibio antes de dormir no es un invento nuevo, pero esta tendencia lleva unos ingredientes extra que pueden darle un toque de sabor a la bebida y ayudar a relajarte aún más para tener un sueño reparador.

¿Qué es la leche lunar?

Puedes hacer leche lunar con distintos ingredientes, pero básicamente lleva leche tibia, especias (como canela o cúrcuma) y adaptógenos. Este último componente es, según los adeptos a este trago, la clave para conseguir el efecto tranquilizante.

Los adaptógenos son, según una entrevista de HelloGiggles a la nutricionista Neda Varbanova, «suplementos herbales que son densos en nutrientes y se usan para mejorar la salud de las glándulas suprarrenales». Estas glándulas son las responsables de generar cortisol, la hormona del estrés.

Algunas de las hierbas adaptógenas más populares son:

  • ginseng
  • albahaca
  • ashwagandha
  • rhodiola rosea

Por supuesto, no todas las hierbas quedan bien en un vaso de leche. Pero una cucharada de Ashwagandha en una taza de leche con canela, jengibre y miel puede quedar perfecta y convertirse en una bebida ideal para la noche.

Sabemos que la leche contiene triptófano, un aminoácido que hace que el cerebro libere serotonina, el químico que nos hace sentir placer y relajación. Por eso un vaso de leche tibia antes de dormir cae tan bien y ayuda a dormir, y las especias es un toque más para terminar el día de la mejor manera.

Ya conocemos un poco sobre el Ginseng y Albahaca, pero sobre la Ashwagandha y la Rhodiola Rosea, no.

¿Qué es la Ashwagandha?

La ashwagandha es una planta. Para hacer los medicamentos se utilizan la raíz y las bayas.
Se usa para la artritis, la ansiedad, trastorno bipolar, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH, ADHD), equilibrio, la dificultad para dormir (insomnio), los tumores, la tuberculosis, el asma, un problema a la piel que se caracteriza por manchas blancas (leucoderma), la bronquitis, el dolor de espalda, la fibromialgia, los problemas menstruales, el hipo, la enfermedad de Parkinson y los problemas hepáticos crónicos. . También se usa para disminuir los efectos secundarios de los medicamentos usados para tratar el cáncer y la esquizofrenia. La ashwagandha se usa para disminuir los niveles de grasa y azúcar en la sangre.

La ashwagandha también se usa como “un adaptógeno” para ayudar al cuerpo a hacer frente el estrés diario y como un tónico general.

Info de medlineplus.gov

¿Qué es la Rhodiola Rosea?

Rhodiola rosea durante mucho tiempo ha sido conocido como un adaptógeno potente. Los adaptógenos son sustancias naturales de plantas que aumentan la resistencia no específica del cuerpo y normalizar las funciones del cuerpo. Cuando se produce una situación de estrés, el consumo de los adaptógenos genera un grado de adaptación generalizada (o la resistencia no específica) que permite que nuestra fisiología para manejar la situación estresante de manera más ingeniosa. Se cree que los adaptógenos trabajo mediante el aumento de la capacidad de las células para fabricar y utilizar combustible de células de manera más eficiente.
Info de www.herbwisdom.com
Loading...