Algo que me sorprende bastante, es la cantidad de gente que no consume ni frutas ni verduras. A raíz de esto, muchas son las personas que se están enfermando.

Por Nathalia Duarte

Comer pocos vegetales produce déficit de micronutrientes, vitaminas minerales. Además de poca FIBRA. El consumo de verduras es el primer paso que debemos dar para tener una vida saludable.

Estos alimentos se deben consumir frescos y de forma natural, no es igual comer verdura y fruta fresca del mercado, que congelada. Cuando revisamos la fecha el vencimiento de los congelados, duran aproximadamente dos o tres años.

¿Se imaginan todo el proceso que tienen que llevar para durar todo este tiempo?

La verdad de solo pensarlo se me quitan las ganas de comprar algún congelado, pues seamos sincer@s, la practicidad y comodidad que nos brindan los congelados es única, ya viene todo listo. Sin embargo, este largo tiempo de caducidad quiere decir que, pierde sus características, nutrientes, adicional que, cualquier congelado que compremos tiene una cantidad de sodio muy alta.

Hace unos días leí un artículo en la página de La Organización Mundial de la Salud y quiero compartirlo con ustedes. Es una información que debemos conocer, estamos hablando de nuestra salud, calidad de vida en unos años. Además, pensemos en el ejemplo que le estamos dando a nuestros hijos, recuerden que todo empieza desde casa.

“Las frutas y verduras son componentes importantes de una dieta saludable. Un bajo consumo de frutas y verduras está asociado a una mala salud y a unmayor riesgo de enfermedades no transmisibles. Se estima que en 2010 unos 6,7 millones de muertes se debieron a un consumo inadecuado de frutas y verduras (1).

Incorporar las frutas y verduras a la dieta diaria puede reducir el riesgo de algunas enfermedades no transmisibles, como las cardiopatías y determinados tipos de cáncer. También existen algunos datos que indican que cuando se consumen como parte de una dieta saludable baja en grasas, azúcares y sal (o sodio), las frutas y verduras también pueden contribuir a prevenir el aumento de peso y reducir el riesgo de obesidad, un factor de riesgo independiente de las enfermedades no transmisibles.

Además, las frutas y las verduras son una fuente rica de vitaminas y minerales, fibra alimentaria y todo un cúmulo de sustancias no nutrientes beneficiosas, como fitoesteroles, flavonoides y otros antioxidantes. El consumo variado de frutas y verduras ayuda a asegurar una ingesta adecuada de muchos de esos nutrientes esenciales».

Recomendaciones de la OMS

Como parte de una dieta saludable baja en grasas, azúcares y sodio, la OMS recomienda consumir más de 400 gramos de frutas y verduras al día para mejorar la salud general y reducir el riesgo de determinadas enfermedades no transmisibles.

Aumentar el consumo de frutas y verduras para reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles.

Fecha de actualización, 21 de febrero 2018. Disponible en la Web:  http://www.who.int/elena/titles/fruit_vegetables_ncds/es/

Hay un término que me llama la atención porque lo mencionan en repetidas ocasiones en el artículo y es el de prevenir: las enfermedades no transmisibles (ENT).

¿Qué ocurre si no comes vegetales, cuáles son estas enfermedades?

Son afecciones de larga duración con una progresión generalmente lenta. Encontramos las más comunes: las enfermedades cardiovasculares (por ejemplo, los infartos de miocardio o accidentes cerebrovasculares) el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas (la neumopatía obstructiva crónica o el asma) y la diabetes.

Ya vimos que es lo que podemos prevenir a futuro consumiendo frutas y verduras, realmente no es un juego, es nuestra salud y es nuestro cuerpo el que sufrirá las consecuencias si no sabemos alimentarlo.

Sé que para muchos no es fácil cambiar sus hábitos en la alimentación, comer algo que durante años no han comido y no les gusta, pero más allá de eso debemos ser conscientes del daño que nos estamos haciendo el dejar de comer estos alimentos.

Estos son los alimentos más saludables, ideales para cualquier comida. Nos ayudan a tener un adecuado aporte de vitaminas, minerales, fibra… y además a prevenir enfermedades crónicas. Los vegetales que nos ayudarán a saciarnos mucho más que otros son, brócoli, espinaca, coliflor, guisantes, las judías verdes.

Un estudio del University College de Londres, concluye que las verduras son cuatro veces más saludable que la fruta: cada ración de verduras disminuye el riesgo de muerte en un 16%, mientras que cada pieza de fruta reduce el riesgo de muerte en un 4%.

Si quieren dar un paso más allá de este artículo y les interesa comenzar un proceso de alimentación saludable, cambiando hábitos y recibir asesoría de lo que deben dejar de comer para lograr un peso y una vida saludable, escríbenos a nuestra cuenta en Instagram @masnaturalpty.

Tenemos productos como la fibra, 100% natural, que te ayudará a recuperar el ritmo de evacuaciones en tu cuerpo, pues el déficit de fibra derivada de las frutas, verduras y cereales integrales hace que tu cuerpo no elimine sus desechos como debería ser.

¡Escríbenos, estaremos felices de poder ayudarte!