Primero que nada te quiero comentar que utilicé la palabra medito ya conjugada y en primera persona por dos (2) razones:

  • porque creo en esta poderosa afirmación y la utilizo mucho en hashtag #SiMeditoMeEdito
  • y segundo porque así lo siento. El meditar no es algo de afuera o de otros, sino que es algo interno y de ti, para ti y contigo.

Por Sonima Ferrufino

Por otro lado cambié para nuestra editora la pregunta por qué a para qué, ya que es aquí (en el para qué) donde están las respuestas y el aprendizaje ante cualquier situación.

En coaching decimos que en el por qué normalmente está la queja, la crítica, el juzgamiento y hasta la victimización. Así que he de usar y recomendarte siempre decir y preguntar el para qué…

Bueno, habiendo dicho eso, entremos en tema hablando de meditación y en las razones para hacerlo.

Etimológicamente meditar procede del latín “meditāri”. Este vocablo se define en reflexionar, pensar, abstraerse y considerar un asunto con esmero y detenimiento para analizar, entenderlo bien, formarse un criterio sobre ello o tomar una determinación. Orar en silencio o una manera mental sobre algún asunto religioso o filosófico.

En la versión Sonima, meditar es el acto interno, silencioso, profundo y absolutamente personal que nos permite conectar con nuestra verdadera esencia, con nuestro ser superior y nuestra energía vital.

Existen muchas religiones y filosofías que utilizan diferentes métodos de meditación, yo personalmente he experimentados unas 16 a 18 formas. Sin embargo, no voy a entrar en temas polémicos ni a determinar cual es mejor o no. Considero que la forma que te conecte a ti, que te resuene y que te ayuda es la correcta. Existen meditaciones cortas, largas, acostada, sentada, en movimiento, con mantras, pintando, caminando, en silencio, etc. El fin común de todas debiera ser llevarnos al centro interior para encontrar balance y tu propia verdad.

Hoy en día contamos con muchas culturas que promueven y avalan la meditación en alguna de sus formas para generar bienestar y debo decir que se ha puesto muy “trendy”. Yo personalmente he dicho que si debemos poner algo de moda, pues que sea meditar.

Además, de que contamos con muchos estudios científicos y no nos demuestran los beneficios y su aplicaciones como por ejemplo: laboral, educativa, personal, trascendental, evolutiva, médica, etc.

Aquí te detallo algunos beneficios de la meditación para que te animes:

  • regula los niveles de ansiedad y estrés
  • ayuda a regular el sueño
  • programa tu mente para mantenerse en estado alerta y positivo
  • aporta a una buena regularización hormonal y equilibra los niveles hormonales
  • aumenta la coherencia mental, enfoque y concentración
  • ayuda a liberarnos de la depresión
  • promueve la relajación y balance interno

Entre muchas otros usos y beneficios de meditar, siento que, con esto, llego al PARA QUÉ de esta noble acción de amor personal, ¿estás de acuerdo?

Como diversión te comparto los #´s que me gustan sobre este tema:

#SiMeditoMeEdito #PongamosLaMeditaciónDeModa

#ApagaElPilotoAutomático #MeditaEnPijamas

Te invito a meditar, a respirar, a ser consciente y estar presente de tu vida aquí y ahora. También a seguirme en mi Instagram para muchísimos tips y consejos.

Loading...