Contar con un espacio en casa donde desarrollar tus proyectos es vital para un óptimo rendimiento, ¿has pensado en tener tu propia oficina en casa?

Por Mayuly González

Cuando le dices a otras personas que trabajas desde tu hogar, probablemente te imaginan en pijama todo el día, con pantuflas y corriendo de un lado a otro con la laptop o encerrándote en el closet cuando recibes una llamada de un cliente. Y si, la verdad es que te pudo haber pasado algo similar o peor como a mí, que me ha tocado decir “no se preocupe que mi asistente le responderá el correo en cuanto esté listo” o “no se preocupe hoy mismo le envío los documentos con el mensajero”. Y resulta que el mensajero eres tu misma que andas de Uber buscando tus hijos y los de la vecina.

Conozco quienes disfrutan trabajar desde casa, específicamente desde su cama, en pijamas, pero otras necesitamos un espacio donde deben reposar documentos. Ese lugar que nos permita concentrarnos y realizar las tareas que te propones de forma agradable y eficiente.

Si eres de este grupo de personas que pide a gritos un lugar para trabajar en casa, hay algunos detalles que debes considerar para que sea positivo el movimiento y no una afectación a los demás miembros del hogar. Desde luego tendrás que reorganizar algunos espacios para crear el tuyo propio; por lo que te recomiendo considerar los siguientes puntos.

Sigue leyendo y mira cómo montar tu oficina ideal

  • ¿Qué tanto espacio requieres? Debes considerar el suficiente para un escritorio, silla, mesa de trabajo, copiadora y teléfono, dependiendo a qué te dedicas.
  • Si tienes niños tendrás que decidir si tienen paso expedito o requerirás de algunas reglas de trabajo, recuerda que buscas espacio para poder trabajar.
  • El horario es la herramienta más importante porque deberás adecuar tus horas de trabajo a la hora de las siestas de los chiquitos, a los horarios escolares y otros asuntos que debas realizar.
  • La organización y el orden son clave para tu desempeño, no te arrepentirás.

Una de las ventajas de armar la oficina en casa es que dispones de tu propio presupuesto para adquirir las piezas necesarias en el precio que dispongas, escogidas a tu gusto y necesidad. Incluso, puedes economizar un poco con rebajas, para invertir solo en lo esencial u otro artículo más importante.

Una vez determinado el espacio y el mobiliario que necesitas, métele cariño a ese espacio, será tú lugar preferido de la casa, pero necesitas personalizarlo, ponerle tu esencia con cuadros, letreros, colores, frases o todo lo que te haga sentir agradable, que despierte tu imaginación y a la vez tu paz.

Si te animas a organizar tu oficina en casa, cuéntame cómo te fue, ¡será un placer haberte podido ayudar y aclarar un poco los detalles que debes tener en cuenta, suerte y disfrútalo mucho.

Sigue a Mayuly en su Instagram aquí:

@mayulygonzalez8

Loading...