Las reuniones familiares siempre saben mejor con un asado de por medio, pero para esto no basta con sólo organizar la reunión, sino también la preparación del asado. No solo es de comprar la carne y el carbón, es algo mucho más que eso.

Este domingo es el final de Rusia 2018 y jugarán Francia y Croacia, será a las 10am, pero es buen pretexto para después almorzar en familia y que mejor que una carne a la parrilla.

Te damos algunos tips para hacer de tu asado algo excepcional.

Cantidad de comensales

Si sabes cuantas personas irán a tu asado, vas por buen camino. Calcula entre 350 y 400 gr de carne por persona, esto incluyendo el chorizo, alitas de pollo y otras carnes que quieras agregar a tu menú.

Por ejemplo si son 10 personas, serian 4 kilos de carne, puedes comprar 2 kg de chorizos y pollo y otros 2 kg de carne magra.

Elige tu fuente de calor

Si tu fuente de calor será el carbón, debes saber que es la fuente de calor más segura. Las brasas duran mucho y mantienen una potencia constante.

Si eliges ramas y leña, estas son las más ricas, pero necesitan que las alimentes constantemente para seguir estando en brasas y debes tener cuidado en no hacer las llamas tan grandes porque podría cocinar antes de tiempo tu carne.

Preparando la carne

Esto es lo que marcará la diferencia de un buen asado a uno regular. La carne no puedes sacarla directo de la refrigeradora y colocarla en las brasas, debes tener en cuenta algunos consejos:

  • La carne debe estar a temperatura ambiente, sácala al menos 1 hora antes de asarla, para que vaya sudando, nunca la pongas sobre las brasas cuando éstas se van encendiendo.
  • Para aromatizar la carne puedes poner en los laterales de la barbacoa romero o tomillo para que estas hierbas le den un toque a la carne.
  • Si tienes la carne en el freezer y sabes que harás el asado el fin de semana, ponla en el refrigerador unos 3 días antes para que la carne “madure” y esté más blanda.

Orden en la parrilla

Este proceso del asado lleva su tiempo, coloca las piezas en la parrilla y deja que se asen tranquilamente, en las zonas de menos calor pon las piezas que están próximas a asar, no des vueltas continuamente sólo hasta que esté en su punto. Comienza con los chorizos, el pollo y pinchos, después colocas la carne que son las piezas que llevan más tiempo, así mientras la asas, tus invitados empiezan con las entradas.

Sal y otras especias

Para que las carnes queden más jugosas, es preferible no ponerle sal antes de colocarla en la barbacoa, esto hará que se conserven sus jugos y cada quien puede sasonar a su gusto.

No olvides llevar otros condimentos y especies, no puede faltar la pimienta negra para moler, el ajo en polvo y hiervas aromáticas.

Marinados

Si quieres que tus carnes tengan un sabor especial, deja marinándolas una noche antes que vayas a ocuparlas, así al asarse se mezclarán los sabores de ahumado, asado y marinado, cobrando la carne un sabor especial

Complementos

No olvides que los complementos hacen que todo sea diferente, no olvides tener a la mano un puré de papas, un exquisito chimichurri de cilantro o un pico de gallo para hacer una explosión de sabores en tu boca.

Si pones cuidado a cada detalle, no dudes que todos tus amigos y familiares querrán asistir a tus asados o invitarte a las que ellos organicen. Si tienes algún truco extra compártelo.

Sigue a Alba en @tastetogo y mira todo lo que tiene para acompañar tu asado

Loading...