La visita de Donald Trump a Inglaterra ha sido un tema sumamente polémico en las últimas semanas. El presidente de Estados Unidos fue recibido entre protestas e incluso un globo gigante de él disfrazado de bebé.

Pero al parecer, no solamente eran los habitantes del país quienes se negaban a la visita de Trump si no que el príncipe William y el príncipe Harry también se negaron a conocerlo.

Según los reportes del Sunday Times la única razón por la que el mandatario se reunió con la reina fue porque los herederos al trono no tenían el más mínimo interés en pasar tiempo con él. Al parecer es muy inusual que la reina Isabel haya sido la única que le diera la bienvenida a Trump.

«Es muy extraño que la reina esté sola, generalmente siempre va a compañada por alguien, últimamente el príncipe Charles ha sido quien ha tomado el lugar de Philip. Es muy probable que William y Harry simplemente se hayan negado a ir», dijo una fuente cercana al palacio.

Lee también: El vestido de Meghan Markle se guardará en un sitio que no es su closet

«Philip tampoco tenía muchas ganas de participar en el encuentro, está retirado pero simplemente va a lo que quiere ir. Si hubiera querido ir, hubiera ido.»

Según los reportes ni siquiera la reina estaba muy contenta con la visita de Trump. «Todo se manejó muy simple, se hizo lo menos que se podía hacer. La reina va a hacer lo que tenga que hacer según el protocolo pero no estaban nada emocionados en recibirlos. No fueron tan entusiastas con esta visita como cuando Obama vino», revelaron las personas cercanas a la monarquía.