Les comento que una de mis mañas es meditar sobre todo, le pongo mente al comportamiento humano porque me parece fascinante, pienso en cómo podemos ser tan perfectos en muchas cosas y tan imperfectos para otras y cómo las mentes nos juegan pasadas que hacen que nuestras vidas den vuelcos.

Por Oris Palacios

Soy una de las enamoradas de Netflix, al igual que cientos de miles a nivel mundial, me parece muy “cool” que podamos ver lo que nos de la gana en nuestro tiempo y momento sin ceñirnos al ritmo de ninguna televisora, como era en el tiempo de antes.

Mi flamantisimo y yo hemos visto varias series estupendas y nos hemos topado con la que está ahorita mismo de moda entre todos los latinos principalmente, porque se trata de Luis Miguel. Un personaje con el que varias generaciones han crecido y del cual varios países se sienten orgullosos porque con progenitores de España e Italia, nacido en Puerto Rico y nacionalizado en México, pues es ciudadano del mundo.

El hombre siempre se ha visto rodeado de una montón de mitos y ahora por algún motivo que todos desconocemos, ha decidido abrirse y contar, lo que cree que puede revelar y que no lo afecte tanto. Espero que esa apertura sea producto de alguna terapia para ayudarlo con sus demonios y traumas y sienta alivio a sus evidentes dolores.

Por supuesto empecé a verla por curiosidad pero pronto empecé a sentir deseos de saber más y me puse a investigar. Poco me costó ponerme en sus zapatos y pensar que tan triste y vacía ha debido ser su vida desde que era solo un niño con un padre que era un total psicópata maquiavelico, una persona nefasta desde el punto de vista de TODOS los que le conocieron y corroborado por su propio hijo, La verdad es que si todo mundo opina lo mismo es muy difícil pensar que pudo haber sido de otra manera.

No pude evitar que mi corazón de madre no se interpuciera en mi análisis de toda la situación; me parece que esa manera de arrancarle de repente a su mamá que era su pilar, lo destrozó por dentro a tal punto que lo manifiesta cada vez que puede desde hace 30 años y es clarísimo que eso lo marcó lo suficiente como para no sentir apego por ninguna persona que haya pasado por su vida (ni por muy enamorado que haya estado), mucho menos de sus propios hijos ( a la primera hija la negó hasta que no pudo más) y a los otros que nacieron supuestamente en el seno de una familia bien constituída con Aracely Arámbula; quien en su momento todos pensamos que sería la definitiva, tampoco les para mucha bola.

Alguien destruído desde sus raíces en una edad tan temprana define el ser humano en quien se convirtió. No es de Dios que un niñito de 12 años sea explotado, haya recibido drogas fuertes para seguirlo explotado y haya tenido su primera relación sexual con una prostituta. Todo esto gracias a un padre que debió ser su protector y no su verdugo. Esto sin su madre único apoyo, era un niño abusado en todos los sentidos. En una época en que los derechos del niño creo que ni existían y que los padres era una especie de dueños absolutos de sus hijos como si fuesen mascotas. Con licencia para hacer con ellos los que le diera la gana. Sin embargo, aun así mucha gente a su alrededor con algo de conciencia no lo veía bien y trataron de intervenir sin éxito, algo muy lamentable. Esa historia aunque no crean era y es más común de lo que nos gustaría.

A la pobre criatura le tocó sobrevivir a todo eso ante la expectación de ellos que no pudieron hacer nada por él y que les tocó guardar silencio hasta ahora que se abrió una especie de caja de pandora.

Como no hay mal que dure 100 años, finalmente al cumplir su mayoría de edad le metió su patada a la persona que le desgració su vida, con todo y eso le tocó afrontar la ruina luego de tanta explotación. Ni eso le quedó. Gracias a su talento indiscutible se pudo levantar al menos de la bancarrota, pero las demás secuelas lo han acompañado el resto de su vida; otra desgracia,  es visto por muchos de los que lo han rodeado, como una máquina de hacer dinero solamente; otra tristeza.

Siempre digo: en la vida no se puede tener todo. El guapo Micky no solo tiene esa guapura sino dinero (que va y viene), influencias (porque conoce a mucha gente poderosa), talento y fama, pero acompañada de soledad, desamor, adicciones y depresión. Creo que no está muy equilibrada la cosa, la vida le ha dado mucho pero le ha quitado el doble.

Como dije al inicio, espero que todo esto de la serie sea la causa de un despertar emocional que lo esté ayudando a descubrir cuales son las cosas realmente importantes y no sea producto de la idea de alguien para levantarse nuevamente de la probable banacarrota de la que se habla. Hay valores que nunca nadie le enseñó en el camino porque pues… quién se los iba enseñar?, creo que hay daño grave e irreversible en él, creo que no conoce otra manera de vivir que no sea esa eterna inestabilidad, creo que con lujos ha tratado de apasiguar un grito que dice: “quiero ser feliz pero no se como”, creo que ha sido más la gente mala y aprovechada la que lo ha rodeado la mayoría del tiempo que la bien intencionada, creo que si él en algún momento toma decisiones inadecuadas alguien debería aterrizarlo y decirle que está mal, pero nadie desea ser la voz de la razón por conveniencia.

Cómo puede existir gente sin sensibilidad, viendo como un ser humano se desintegra en una vida de descontrol…

El ser humano común está plagado de crueldad, porque ahora muchos dirán que él es un hombre y se manda, pero estoy 100% segura que de la manera tan cruel como le fue arrebatada su niñez y adolescencia hubo mucho que se saltó de esas etapas (cosas que son necesario aprender sí o sí en esa época) que no vuelve. Hay mucha ingenuidad e ignorancia sobre gran cantidad de temas que quizás para nosotros son triviales pero que él se perdió por andar en la cantadera y viviendo a ritmo adelantado. Bien decía una sabia jefa que tuve: “cuando te saltas etapas, la vida se encarga de ponerte esa asignatura pendiente y te toca pagar en algún momento”.

Al ver el programa (que por cierto solo muestra por encimita toda esa historia que para abajo debe tener hasta gusanos y cucarachas), a todas las que somos madres responsables y dedicadas nos da ganas de salir corriendo a comprar un boleto de avión y llegar a abrazarlo, apapacharlo y decirle yo quiero ser tu mamá y deseo aliviar en algo toda tu angustia y dolor y por ahí mismo enseñarte como puedes ser un buen padre y cómo lograr hacer enlaces emocionales reales y verdaderos. En fin, hacer todo lo que una mamá hace que incluye aterrizarte cuando despegas tus pies del piso y tirarte una chancleta cuando te sientas superior a los demás.

Mientras escribía pensaba, “chuleta”. Con la bobería, Luis Miguel se ha perdido de muchas cosas fabulosas que nos pasaron a casi todos en nuestra adolescencia y juventud. Y ustedes, estoy segura que me darán la razón:

El nunca sabrá qué fue:

–       Enamorarse de alguna compañera del colegio
–       Conquistar alguna chica a punta de labia sin ayuda de dinero ni regalos
–       Tener que esperar la quincena para recibir la mesada y así poder salir a comprarse algo que quería
–       Ir a quinceaños
–       Que te castiguen sin poder salir una semana por portarte mal en el colegio
–       Tener una mascota fiel que te reciba
–       Ir a su baile de graduación
–       Que su primer carro sea de tercera y que en algún momento lo haya dejado tirado y sus amigos hayan tenido que ayudar a empujar
–       Que te pidan cédula en la entrada de las discotecas y que cuando finalmente entres hagas vaca con tus amigos para comprar entre todos la botella que debe durar toda la noche
–       Una bonita cena navideña con un padre de verdad, una madre presente y abrir regalos en familia
–       Tener una vida sana, saludable y hacer ejercicios por placer no por cumplir con estandares de fama
–       Ser un desconocido y poder ir a todos lados
– Tener una guía espiritual con base en el núcleo familiar
– visitar a los abuelos

En fin, la lista es larga. La moraleja de su vida es que de qué le sirvió tener tanto talento…

Los traumas y demonios superan la realidad. La enseñanza es que de una mala idea no puede salir nada bueno. El mundo del espectáculo está plagado de podredumbre, malos hábitos, secretos y apariencia. Cuando las puertas se cierran queda la miseria humana. Es eso lo que miles de chicos y chicas desean imitar o conseguir?

Aquello que le llaman “el sueño de la fama y la fortuna”, eso es lo que les daría la felicidad?

No creo. Me parece que reforzar a temprana edad los valores y cosas reales que sí importan es lo que va salvar este mundo de más Luis Migueles (que a las finales no ha sido más que víctima de adultos que no supieron valorar su grandeza y lo abusaron). Defender a todas aquellas criaturas que no tienen voz, apoyar a TODAS las campañas anti abuso a menores y no cansarnos de gastar saliva y repetir 100 mil veces la diferencia entre el bien y el mal que hoy en día con todo el rollo de “las libertades” se ha trastocado y resulta que muchas cosas malas prefieren dejarlas al criterio subjetivo de cada quien. Qué tal? Pues no!, lo malo es malo de aquí a la conchinchina y no permitir que nadie nos tuerza el pensamiento.

Por lo pronto mi aporte a la sociedad y al mundo son tres hijos que si alguien algún día los ve haciendo algo indebido solo me llaman para ir a poner orden (porque no dejan de ser humanos imperfectos) por más que yo los eduque para el bien. Ese es y será mi legado y la huella que deseo dejar, con la finalidad de no perder la esperanza porque deseo creer que aun los buenos somos más, quizás no logremos erradicar la maldad pero al menos no se lo haremos fácil.

Ojalá a Micky le diera por leer este artículo, que sepa que un cándido abrazo de “alguien de verdad” alivia muchos dolores y sana muchas heridas, lo que pasa es que ha estado buscando en el lugar equivocado. Irónicamente, sus fans (mujeres comunes y silvestres) serían de repente el alivio a tanto dolor. Ojalá encuentre esa anhelada paz y deje en este mundo una enseñanza de fortaleza además de su gran talento y belleza.

Si te gustó, sigue a Oris en su Instagram: @cuarentidiva

Loading...