Cada vez es más común que los padres deban dejar a sus hijos al cuidado de alguien para cumplir con sus responsabilidades fuera de casa y, sin duda, no es tarea fácil conocer y contratar a alguien que llene todos los requisitos que se desean.

Por Anna Andreatta

Está científicamente comprobado lo determinante que son los primeros 6 años en la vida de un niño, por lo que la persona que cuide a tu hijo debe estar preparada en aspectos como estimulación, alimentación y atención básica de emergencias.

Es importante que recuerdes que la nana es quien te informará sobre el día a día, por lo que la comunicación con ella debe ser fluida y sincera. Es por ello por lo que es muy importante confiar este rol a alguien que esté capacitado.

Es de igual relevancia que esta persona conozca cuáles son las normas de tu casa, pues mientras tu hijo este con ella, se deben seguir esas mismas reglas. Lo mismo ocurre con las rutinas ya establecidas.

Me tomé la libertad de iniciar el artículo de esta manera pues así es como debe verse el rol de la nana. Esta persona, es la encargada de cuidar a tu hijo, no de sustituir tu puesto de madre.

Es bastante común ver mamas que van con la nana a casi todas partes: al supermercado, al parque, a una fiesta, a la clase de ballet, fútbol … y la nana es quien se encarga del niño. Y ponemos un ejemplo clásico: En un cumpleaños la nana se sienta con él, lo lleva al brinca brinca, lo anima en la piñata, le da el pastel y la mamá conversa con amigas u otras mamis. Las mejores experiencias se las lleva la nana.

¿Por qué ocurre esto?, ¿Cuánto tiempo de calidad pasas con tu hijo versus el que pasa la nana?

Tal vez no te hayas preguntado si esto afecta el desarrollo emocional de tu hijo, específicamente su relación de apego.

Lee también: cuidar nietos te ayuda a vivir por más tiempo

Es importante recordar que los niños necesitan atención, cuidados y mucha interacción para establecer sus afectos. No es que quiera más a la nana que a ti, pero debes cuidar esa relación.

Recuerda como te dije al inicio del artículo. Ella es la persona que cuida a tu hijo. Tu eres su mamá. Cuando llegues a casa dedícate a él, dale la mayor atención posible, y realiza a solas la mayor cantidad de actividades posibles ustedes dos, e incluyan a papá y hermanos.

Tu hijo será pequeño por poco tiempo, vas a tener el resto de la vida para volver a hacer aquello que ahora no puedes. Establece una sana relación con la nana, pero cuida y alimenta la relación con tu hijo.

Sigue a Anna en sus redes sociales @annandreatta te sentirás súper acompañada con sus consejos.

Además entérate de todos los cursos que dicta. Especialmente para papás.