Hoy te queremos compartir una manera adecuada para que puedas limpiar cualquiera de los artículos de tu bebé, ya sea la silla de carro, coche, silla de comer,  play o cualquier otro accesorio. Así, podrás conservarlos de mejor manera. Siempre pensando que después que los deje de usar, otra familia los puede utilizar.

Por Loly Montesinos

Para ello, te recomendamos empieces por preparar el artículo que vas a limpiar. Es decir, retirar todos los desechos, juguetes y demás objetos que se encuentren en él. Posteriormente, con la ayuda de tu aspiradora absorber hasta la última migaja de residuos de comida, polvo y demás asperezas que se encontraren en tu artículo. No olvides revisar todos los pliegues, ya que en ellos usualmente se albergan todos estos residuos y partículas no deseadas.

Si no tienes aspiradora, utiliza un trapo limpio para sacudir. También puedes hacerlo con un cepillo de cerdas para frotar el coche ( fijarte que este sea suave para no deteriorar la carreola)

En limpiezas industriales y más profundas. Por ejemplo si lo guardaras para un próximo bebé o si lo venderás o donaras a otra familia, se sugiere desarmar las estructuras y retirar las partes desmontables, como la mesita, pañalera, porta vasos, canasta, ganchos, arnés y demás objetos que se pueden extraer, componentes que generalmente están adicionados al coche mediante tornillos. Con la finalidad de facilitar la limpieza.

Luego, tomarás cada una de las partes que conforman tu coche y su estructura principal y se procederán a limpiar con una mezcla de varios elementos especiales no tóxicos y orgánicos con la finalidad de recuperar el brillo del artículo de tu bebé. Mediante este procedimiento se atacarán todo tipo de manchas, sean estas de vómitos o excrementos.

Entonces, se procederá a sanitizar mediante la utilización de una máquina de vapor con el objetivo de limpiar y eliminar todo tipo de gérmenes y baterías. Ahora es momento de pasar al proceso de detalle, en el cual se atacará nuevamente las manchas que aún persisten para restablecer el brillo del cochecito y se termina enjuagando con agua mediante el uso de una manguera de presión.

UN SUPER TIP para hacerlo en casa

Puedes considerar la utilización del vinagre blanco o de manzana como un elemento natural efectivo, ya que entre sus múltiples beneficios está el de eliminar el óxido y devolver el brillo de las cosas.

Ahora es el momento de realizar el armado o ensamblaje seguro del cochecito, ya que se integrarán todas las piezas que se desmontaron para dejar el artículo listo y seguro para el uso de tu bebé. Finalmente el artículo ya limpio y sanitizado se lo expondrá al sol para un secado completo, preferiblemente el sol de la mañana entre las 8 y 11 am.

Solo en estas condiciones es recomendable guardar el artículo, si es que deseas emplearlo más adelante, ya que de otra manera el cochecito se puede deteriorar fácilmente. También puedes considerar llevarlo a Reinfantil donde podrás entregarlo para su tratamiento y sanitización y así poder recuperar parte de tu inversión y darle la oportunidad a otra familia de acceder a un artículo de marca reconocida a un precio cómodo. Anímate a compartir y recuperar.

Más info sobre Reinfantil aquí. Podrás vender los artículos que tu bebe ya no usa y así estar segura que otra familia los reutilizará.