Las parejas atraviesan por distintas etapas. En algunas se sienten en su mejor momento y en otras todo lo contrario.  Gracias a mi certificación en coaching, he aprendido en gran medida acerca de las emociones. Por otra parte, luego de un divorcio estando muy joven y 6 años después haber contraído nuevas nupcias, relación que mantengo desde hace 10 años, puedo afirmar que el amor no se acaba, porque forma parte de nuestra esencia.

Por Ada Rahn de Mujeres Infinitas

Lo que sí sucede es que nosotros cambiamos, por lo tanto los intereses dejan de ser los mismos. Cuando tú cambias, también se transforma la manera de percibir las cosas incluso a la pareja. En algunos casos el resultado es positivo y en otros es motivo de separación.

Hay muchos factores que nos hacen cambiar

Por ejemplo: crecimiento profesional, desarrollo personal, experiencias de vida, situaciones de pareja, la edad, viajes, estudios, mudanzas, incluso hasta los hijos. Si dentro de ese cambio llegas a sentir que no hay un acople con tu pareja, es cuando comienzan las diferencias. Porque los cambios son una constante en nuestra vida, es verdaderamente importante mantener un ritmo juntos.

Para mantener un acople e ir al mismo ritmo es de gran relevancia tener un proyecto de pareja y familia en común. Así como saber apoyar y alegrarnos por los logros del otro. Por otra parte, se recomienda mantener una “individualidad”. Esto, con el fin de que cada uno como persona se sienta satisfecho y esa satisfacción sea compartida.

Es entender que TU felicidad es la de tú pareja, por lo tanto, primero debes enfocarte en ser feliz como persona para luego poder compartirla, inspirar a otro a sentirla o contagiarla. También influye el reconocer las capacidades de cada uno, a la hora de liderar algún proyecto o actividad familiar.

Lee también: ¿Seguimos jugando a las parejas que no quieren tener hijos?

Las diferencias se hacen más marcadas cuando te enfocas en los aspectos que te desagradan de tu pareja, y dejas de darle importancia a lo que realmente los une. Diferencias tenemos todos, porque a la final somos seres individuales que deciden unirse para conformar una pareja. Y esa es la clave para mantenerse como novios. Más allá de pensar que estás fallando en algo, realiza una introspección sobre tus cambios y el cómo te sientes. Te aseguro que hallaras la respuesta, todo conflicto externo proviene de uno interno. La pareja se trata de compartir y disfrutar, más allá de un competir.

Sobre todo, en las mujeres que somos más emocionales y estamos compuestas por un cóctel de hormonas.

Es básico internalizar dos cosas:

1.- Las mujeres Somos diferentes a los hombres, pretender que piensen o vean la vida con una óptica como la nuestra es misión imposible.

2.- El objetivo de la vida en pareja es COMPARTIR IGUALDADES, por lo tanto, si tienes la idea de una pareja porque te sientes sola, o para que te haga feliz, estás en un error. Las parejas es la suma de DOS. Muy distinto al concepto que se tiene sobre la unión de dos mitades o medias naranjas.

En resumen, uno mantén el enfoque en los motivos por los cuales decidiste compartir la vida con esa persona. Desarrolla un proyecto de vida en pareja para tener objetivos y motivos en común. Siempre bríndate la prioridad porque la pareja es un reflejo de ti y por último recuerda que la pareja es una oportunidad maravillosa para dar y recibir.

En mi canal de You Tube:Mujeres Infinitas, tienes disponible varios videos sobre 21 Días de Disfrute en Pareja. Te invito a realizarlo. Al igual que cada sábado a través del Facebook e Instagram Live realizo un encuentro en vivo: @mujeresinfinitas

¡Las quiero MUCHO!

Mis lemas: #SiEresAmorAMA #SiEresLUZBrilla

Ada les comparte unas fotos con su esposo Jimmy

Loading...