Con mucha frecuencia se dice que la semana comienza con el LUNES, pero solo es un estado mental lleno de suposiciones que nos coloca la vida y sus alrededores.

Por Andrea de Abreu

Por ejemplo: para una mujer que se dedica a su hogar la semana comienza cuando ella lo decida, para un chófer nocturno su semana comienza los viernes, para un deportista la semana no tiene un comienzo.

Solemos decir que los lunes iniciamos la dieta, el gimnasio y el trabajo, y nos deprimimos si no adelantamos nuestras actividades y no nos preparamos para la llegada de dicho día.

Llegó el lunes, nos levantamos con sueño; vamos tarde al trabajo y no desayunamos, ten por seguro que tú lunes será agotador y triste.

¿Cansada de pelear con el lunes?

Primero que todo recuerda que es un día.

No hagas suposiciones ni crees pensamientos con respecto a un día el cual tú y solo tú tienes el poder hacerlo productivo y feliz, no cansado y triste.

¡Planifícate!

Es lo mejor que puedes hacer si quieres dejar de luchar con el lunes. Elabora una lista de lo que quieres realizar en la semana, ya sea comida, compras, deberes, entre otras cosas, lo que tu quieras. Con una planificación podrás vencer ese cansancio y depresión porque tendrás tiempo, te lo aseguro. Seguro y escuchas mucho esta palabra, pero no te imaginas lo importante de hacerlo.

El tiempo no se recupera jamás

Es muy importante que descanses, si te desvelas el domingo es muy posible que comiences la semana de manera desagradable, simplemente por no descansar lo suficiente.

Marca la diferencia en ti

Pruébate a ti misma que comenzarás el lunes de una manera diferente. La depresión y el cansancio ya no serán unos obstáculos para ti. Los pensamientos positivos que tengas serán súper importantes para tu estado de ánimo. No lo veas como «tengo que esperar que llegue el viernes» si no, cómo una nueva oportunidad. Siéntete dichosa por ello.

Sigue a Andrea en sus redes sociales aquí.