Ser emprendedora al parecer esta de moda. Sin embargo, más allá de ser o no una moda es una fuerza económica significativa especialmente para el caso del emprendimiento femenino.

Por Karina Carrero

El más reciente reporte de Women’s Entrepreneurship 2016/2017 Report señala que la cantidad de mujeres en el mundo que deciden emprender se ha ido incrementando 10% en los últimos años. Estamos hablando de una cifra que supera 170 millones de mujeres con negocios propios en el mundo.

Lejos de sorprendernos, nos alegramos y queremos ser una mujer más para ver crecer esa participación año a año, pero quizás quisieras conocer si eso de emprender es para ti.

Las 6 Principales herramientas para toda emprendedora:

Para responderte esa pregunta te comparto un grupo de las principales herramientas que propongo deben formar parte de la esencia de una mujer que decide ingresar al mundo del emprendimiento:

  •  Cree en sí misma y en su idea: es totalmente capaz de conseguir sus metas y sus experiencias pasadas así lo demuestran.
  • Con capacidad para asumir riesgos: enfocada a una alta capacidad de no evitar situaciones difíciles y asumir la responsabilidad de sus decisiones.
  • Alta capacidad para resolver problemas: de hecho, la palabra problemas no existe en su vocabulario dado que todo tiene una solución solo es cuestión de analizar las variables asociadas con el tema.
  • Buena disposición para sacrificarse: el tiempo requerido para lograr transformar su sueño en una realidad es gran parte de la inversión a realizar al momento de emprender.
  • Resiliencia: el fracaso es no volver a intentarlo y por ende tiene una alta tolerancia a la frustración.
  • Fuerte orientación comercial: compuesta por un sentido claro del significado de administrar un negocio, habilidades de comunicación y negociación, y manejo de relaciones personales.

Todas estas herramientas son el set inicial de capacidades personales que toda mujer que decida emprender debe considerar evaluar en qué medida las posee y cuáles debe desarrollar previo a emprender.

Si, previo a emprender, dado que invertir un tiempo en tu desarrollo personal te ahorrará problemas y pérdidas financieras con tu negocio.

Finalmente, una emprendedora es una mujer extremadamente valiente y decida a renunciar al estatuó quo para alcanzar sus sueños.

¿Se nace o se hace?

Al realizar esta pregunta es similar a decir si un líder nace o se hace.

Los expertos en desarrollo personal indicarán que perfectamente las capacidades o competencias arriba mencionadas pueden desarrollarse.

Sin embargo, pudiera adelantarme a que si bien es cierto definitivamente aquellas mujeres que recuerden haber realizado en su infancia alguna iniciativa de tipo de comercial o haber crecido en un entorno de un negocio familiar tienen una ventaja competitiva sobre aquellas que no tuvieron esa experiencia.

Las vivencias, experiencias, recuerdos y sentimientos asociados con esos emprendimientos a edades tempranas, o haber crecido en un entorno de un negocio familiar, generan un cúmulo de conocimientos y habilidades que no tienen precio, y son desde mi punto de vista las bases más fuertes para ser una emprendedora exitosa.

Karina Carrero, impulsa una cultura para tener negocios saludables en The Company Doctor. Síguela en sus redes sociales aquí.