Uno de los tópicos más consultado por la mayoría de las madres, es el tema de inicio de la ablactación.

Por Rosangel Medina, Educadora y consejera de Lactancia Materna.

Y es que no es fácil comprender la magnitud de este nuevo escenario que vuelve a ser incierto cuando ya veníamos de adaptarnos a la alimentación con leche humana a libre demanda.

Entendamos un poco el concepto:

«Alimentación complementaria» como su nombre lo indica: que  complementa a la leche materna. Razón por la cual ésta sigue siendo ese alimento rico en grasas y en muchos componentes principales y primordiales en la dieta del lactante, por lo menos hasta el año de vida.

La intención es que él bebe experimente, que se relacione con los nuevos alimentos. Y lean bien, escribí relacione, pues si no es lo mismo ofrecer que introducir.

Es un proceso y no debe ser forzado, recordemos que no solo se trata de que él bebé deba comer, si no de que tome decisiones. Es decir, él debe elegir qué le gusta comer y qué no.

Se trata de que estimule y desarrolle su motricidad fina y su coordinación mano ojo, va mucho más allá, es un aprendizaje continuo. (leer, Capitulo 3, Nutrición y desarrollo, Entre tu pediatra y tú, Carlos González).

Este es un tema muy amplio, por eso les recomiendo educarse bajo fuentes confiables como lo son los libros del Doctor Carlos González.

Ahora bien, un miedo muy común y que aterroriza a las madres que ofrecen a sus hijos leche humana (materna) es la producción de leche.

¿Se verá afectada mi producción de leche?

Partimos desde la fisiología de la lactancia materna, siempre que exista estimulo habrá producción. Estando esto evidenciado científicamente, es importante seguir ofreciendo el pecho al bebe, tal cual como se venía haciendo.


Si la madre trabaja fuera de casa (siempre me gusta dejar claro que estar en casa también es un trabajo, y que adicional a esto hay madres que trabajan desde casa) debe continuar con sus rutinas de extracción.

Él bebe debería hacer unas 6 o 7 tomas de leche materna. Un truco es ofrecer antes de empezar con la comida y después de que termine la comida, con esto preservamos el estímulo, recordando que la leche materna sigue siendo el alimento principal en la dieta, razón por la cual es el alimento que aún le alimenta. (en casos particulares se evalua al bebe con exámenes de laboratorio para evaluar algunos valores de referencia)

No se nos puede olvidar una cosa:

¡Vivir! si, Vivir el momento, disfruten cada etapa y verán como todo fluye más fácilmente, apóyense en su pediatra para discutir los alimentos con los cuales deben iniciar (que complementé a la leche materna, hierro, Vitamina A, Energía) y busquen mucha información de cómo quieren hacerlo. Existen muchos métodos de exploración y aprendizaje del bebé y la comida, como lo dije antes, se establece una nueva relación y como toda relación requiere de paciencia, amor y dedicación.

Si te gustó esta nota, sigue a Rosangel en su cuenta @lactanciasocial