Solemos hablar de las hierbas y las especias como si fueran lo mismo, realmente son un poco diferentes. Las hierbas son hojas de plantas y las especias son mucho más que eso, son raíces como el jengibre, flores como el clavo, frutas como las nueces, semillas como el sésamo y cortezas como la canela. Sus sabores son variados, pueden ser dulces como la canela y nuez moscada o picante como el jengibre.

Por Conchita de Simone

En la cocina no hay reglas estrictas para el uso de las especias, hay que familiarizarse con sus aromas y sabores. Experimenta con ellas y verás que son sorprendentes. Si las aprendes a combinar tendrás grandes platillos sin tener que gastar mucho dinero o hacer preparaciones muy elaboradas. Veamos cuáles son esas 5 especias que SIEMPRE tengo en mi cocina. Lo mejor es que te diremos cuando y cómo usarlas…

La Canela

Se encuentra en rama o en polvo, la podemos agregar en batidos, sobre yogurt con frutas, agregar un poquito al arroz cuando se está cocinando, deja un aroma increíble. Otra preparación a la que podemos agregar es a los estofados, les da extraordinario sabor sin dejarlo dulce; a los té o infusiones y por supuesto a las preparaciones con avena y leche

Nuez Moscada

Es la semilla del árbol de la nuez moscada, se encuentra también en polvo. Si compras la semilla, es conveniente utilizarla recién rallada. Es una especie de sabor muy fuerte y conviene usarla a discreción. Es apropiada para preparaciones con leche o cremas y para algunas frutas y dulces. Muchas veces la utilizo para realzar sabores, como es el caso de la avena.

Clavos de Olor o de Especia

Son los botones secos de las flores del clavero, muy aromático, su presentación es en forma de clavo (de allí su nombre), o molido. Es muy utilizado en salsas, encurtidos, cake, dulces, es una combinación perfecta en el almíbar de raspadura, para vinos calientes y marinadas de carnes rojas. Me fascina utilizarlos cuando preparo porotos negros y estofado de carne.

Paprika o Pimentón

Es una especia que está hecha de chile deshidratado que lo muelen y lo convierten en polvo. Puede ser dulce o picante, aporta sabor y color a las comidas, es ideal para colocar sobre pollo o pescados antes de cocinarlos por el color y sabor que dan.

Pimienta

La pimienta es maravillosa, me encanta utilizarla, jamás puedo prescindir de ella. La encontramos en grano y molida. Hay varios tipos de pimienta: la blanca es de sabor fuerte, muy utilizada en preparaciones donde no quieres que se note la pimienta, como en la salsa bechamel; la negra es la más usada y de mejor sabor, combina con cualquier preparación; la roja o rosada con un delicado sabor y fragancia y la verde es la más fresca, la menos madura y la más aromática, va muy bien con algunos pescados y carnes.

Hay una especia que valoro mucho porque es estratégica en la cocina y te recomiendo la tengas a la mano: es el Jengibre, de sabor distinto, picante, aromático, va muy bien con la zanahoria y combinaciones de salsa de soya y ajo, agridulces con pollo y aceite de sésamo, viene en polvo y en raíz, recuérdala siempre.

Una recomendación, no menos importante, es el uso correcto para conservarlas, debes tenerlas en frascos, lugar oscuro, fresco y bien cerradas, evita introducir utensilios húmedos en el momento de añadirlas a las preparaciones, así te duraran hasta 6 meses, sin perder su aroma y frescura.

Te invito a experimentar, a probar cada una de ellas, combina, disfruta y diviértete en la cocina.

Sigue a Conchita en sus redes sociales y disfruta de sus recetas.

Loading...