Ya desde nuestro embarazo empezamos a planificar y/o imaginar nuestra lactancia. Junto con ello aparecen temores sobre las posibles complicaciones a las cuales nos veremos enfrentadas.

Por María Fernanda Betti de Elige Amamantar

Aunque no lo creas, la mayoría de las madres viven lactancias exitosas desde sus comienzos. ¿Pero sabes por qué creemos “lo opuesto”?. Porque los eventos desafortunados o desfavorables quedan muy arraigados en el inconsciente colectivo y son transmitidos de boca en boca como una “realidad inminente”.

Con esto quiero decirte que no te estreses pensando que si a tu hermana se le lastimaron sus pezones, o que a tu prima le dolía mucho cuando amamantaba… etc, etc. Inevitablemente te sucederá a ti lo mismo….

Es cierto, y te confieso que lo veo en mis asesorías, que las grietas son una situación que se puede presentar en mayor porcentaje los primeros días postparto. Estas son de las principales causas de abandono de la lactancia. Si las has padecido, sabes muy bien de lo dolorosas que son y cuantas lágrimas nos han robado…

Pero, ¿qué son las grietas?

Las grietas son heridas en el pezón como consecuencia de un “problema mecánico” ya sea como consecuencia de una mala postura o un mal agarre; ya sea porque el bebé tenga el frenillo de la lengua corta lo cual le quita movilidad o por el uso inadecuado de la pezonera o sacaleche.

¿Qué hago para evitarlas?

Como te mencioné anteriormente, las grietas son consecuencia principalmente de un problema mecánico, por lo tanto, no puedes hacer nada durante tu embarazo para prevenirlas más que informarte y estar en contacto con otras madres lactantes para ver “en vivo y en directo” cómo se amamanta. El uso de ninguna crema ni la aplicación de algún masaje o frotamiento te garantizan su “no aparición”.

Algo que debes tener muy en cuenta cuando te encuentres con tu bebé, es que amamantar NO debe doler. Por lo tanto, el dolor o la molestia es un signo al cual no debes ignorar. Desde el primer momento que esto suceda, contacta a algún especialista en lactancia que pueda asesorarte y asistirte de ser necesario y evitar que se dañen tus pezones.

¡Auxilio!…. se me ha lastimado mi pezón… ¿¿¿qué hago???

Si las grietas ya han aparecido, aquí te dejo los pasos para solucionarlas

  1. Recuerda que al ser consecuencia de un problema mecánico, es indispensable MODIFICAR/CORREGIR la causa que la produce: un agarre y/o postura incorrecta, un frenillo lingual corto o el uso inadecuado de sacaleche/pezoneras. Si crees que necesitas ayuda, busca una asesora de lactancia que pueda asesorarte. Si no encuentras en tu zona de residencia, consideran que muchas de ellas ofrecen sus consultorías de manera on-line.
  2. Como cualquier herida, las grietas necesitan estar limpias para eso te sugiero que las limpies con agua y jabón neutro dos veces al día y seca con papel toalla descartable. De esta manera, se eliminarán restos de leche humana que puedan quedar en ellas y así disminuir el riesgo de infección.
  3. Otra situación que favorece la pronta recuperación del tejido es que la herida se mantenga al descubierto. Por lo tanto, intenta dejar mucho tiempo los pechos al aire y evita que la ropa los roce.
  4. Si luego de unos días, la situación no mejora, te sugiero que consultes con tu médico quien determinará el tratamiento a seguir.
  5. Evita el uso de ungüentos o cremas sobre las heridas ya que lo que lograrás es macerar la herida, retrasar su cicatrización y alterar el microbioma de la piel aumentado el riesgo de infección.
  6. Evita el uso de pads de lactancia ya que imagínate la fiesta que pueden hacerse los gérmenes en una zona húmeda y oscura. Si no puedes evitarlo, cámbialos muy seguido para mantenerlos secos.

Pon en práctica estas sugerencias y me encantaría que dejes en comentarios como te han resultado.

La lactancia requiere de tiempo y adaptación… no bajes los brazos. Busca la ayuda oportuna y verás que todo lo vivido serán aprendizajes que te fortalecerán.

Sigue a María Fernanda en sus redes sociales como @eligeamamantar y aprende muchísimo sobre lactancia materna.