Hace unas horas, la cuenta oficial de Instagram del Palacio de Kensington sorprendió al mundo entero con una gran noticia: ¡los duques de Sussex esperan a su primer hijo!

Los rumores que han asegurado que Meghan Markle está embarazada comenzaron  surgir meses atrás, luego de que la ex actriz fuera vista con looks cada vez más holgados. El más evidente (y sospechoso) fue sin duda el outfit con el que asistió a la reciente boda de Eugenia de York, ¡pues la duquesa de Sussex no se quitó el abrigo en todo el evento!

Sin embargo, hasta ahora nadie ha visto la baby bump de la esposa del príncipe Harry y ha sido sólo por el post de Instagram que sabemos la gran noticia.

Además de que es probable que los duques no hagan declaraciones al respecto, ¿la razón? Los estrictos protocolos que marcan las reglas que Meghan Markle debe seguir durante su embarazo ¡aquí te las revelamos!

1. No puede ser revelado el sexo del bebé

Si esperabas que en los próximos días fuera revelado por los duques el sexo de su primogénito, ¡malas noticias para ti!

Todo indica que podremos saber si el bebé será niño o niña, hasta el momento de su nacimiento.

Sin embargo, la reina Isabel deberá ser siempre la primera en conocer el sexo del bebé, incluso antes que el resto de la familia real. Justo cómo ocurrió con los tres hijos de los duques de Cambridge (George, Charlotte y Louis).

2. Meghan no tendrá baby shower

Probablemente ya lo sabías, pero los miembros de la realeza no acostumbran hacer este tipo de celebraciones para festejar la llegada de sus bebés.

3. ¡Adiós a los viajes!

A partir de ahora, los viajes de Meghan Markle se reducirán al máximo para proteger su salud y la del bebé que espera (sólo asistirá a los que sean muy importantes y no lo hará en las últimas semanas de embarazo).

Es probable que la ex estrella de ‘Suits’ se aleje cada vez más de la vida pública y permanezca el mayor tiempo posible en el Palacio de Kensington, donde será atendida constantemente y donde podrían ayudarla con cualquier malestar o situación de emergencia que podría sufrir durante su embarazo.

Por su parte, Harry podrá seguir viajando y cumpliendo con sus compromisos diplomáticos.

4. El bebé de los duques podría nacer en un Palacio

Por protocolo y según la tradición familiar, los royals nacen dentro del Palacio de Kensington, por lo que es muy probable que el primogénito de Meghan y Harry llegue al mundo en este lugar.

Sin embargo, esta regla ha sido rota antes por Lady Di y Kate Midletton, ya que tanto William y Harry, como George, Charlotte y Louis nacieron en el hospital St. Mary’s.

 

Loading...