Una copia del Titanic, el malogrado crucero que naufragó en abril de 1912, volverá a surcar los mares. Y hará, como el original, un viaje entre Reino Unido en Nueva York. Se trata de un proyecto alumbrado en 2012 pero paralizado hasta ahora por dificultades financieras, pero que la naviera Blue Star Line ha querido recuperar.
Se estima que el coste del proyecto rondará los 500 millones de dólares.

El buque estará diseñado por la oficina técnica finlandesa Deltamarin, y tendrá capacidad para 2.400 pasajeros y 900 tripulantes. El objetivo es estar operativo en 2022; el viaje inaugural partirá de Singapur con destino Dubai. «Blue Star Line creará una auténtica experiencia Titanic, brindando a los pasajeros un barco con los mismos interiores y diseño de cabina que el barco original», resumió el presidente de la naviera, Clive Palmer.

«El barco seguirá el viaje original, transportando pasajeros desde Southampton a Nueva York, pero también dará la vuelta al mundo». El primer proyecto contaba con el astillero CSC Jinling Shipyard para realizar la construcción, pero Blue Star no ha concretado todavía la atarazana elegida.

La pregunta es, ¿te subirías? o ¿te diera miedo a que se volviera a repetir la historia?

Info de La Vanguardia