El trabajar desde el hogar es totalmente diferente a estar en una oficina. Desde mi propia experiencia una oficina es menos estresante, siempre se dividen en grupos por ejemplo departamento de ventas, de producción, de recursos humanos, de operaciones, jefes, bodega, secretarias y personal de limpieza. Es decir en pirámides de trabajo pero desde casa la cosa es diferente al 100%  uno debe hacer todo en uno y ni hablar de los quehaceres de la casa.

Por Miriam Martínez – @spectrum.audiovisuales

Aquí te describo el mío:

Mi esposo se levanta y empieza a planificar su día con las tareas del trabajo. El bebé se levanta hay que hacerle su papilla, jugar.

Mientras tanto, mi esposo cocina el desayuno, a lo cual le doy gracias a Dios. Mientras, me toca bañar al bebé darle la mamila y cuando menos veo son las 11 am, listo para su siesta. Entonces, ahí me dispongo a hacer de todo un poco entre quehaceres, trabajo y ver los pendientes, organizar la semana entre otros. Todo esto en 1 hora porque el bebé está a punto de despertar. Luego, debo ver  la comida del bebé y en ese trajín se fue  la mañana.

Parte de la tarde toca entonces ir con el bebé a pasear, jugar y si hay algo urgente enseguida trabajarlo entreteniendo al bebé.

Ufff y  cuando veo se fue la tarde también, ya cuando llega la noche me siento más relajada para terminar los pendientes. 

Nunca se dijo que fuese fácil pero lo que se es que me llena de una satisfacción es terminar lo que comencé y hacerlo bien.

Así es mi día de mamá emprendedora desde la comodidad del hogar  no hay impedimento sólo es cuestión de organizar el tiempo lo que debes hacer y siempre seguir adelante. Mis más sinceros respetos para todas las mujeres que emprenden y no desmayan en el intento porque tiene como meta seguir sus sueños.

Sigue a Mirian en sus redes sociales aquí.

Loading...