Mi tendencia laboral hasta el momento, ha sido permanecer en mis lugares de trabajo, por más de 5 años y me mantenía siempre en el mismo o similar tipo de negocios. Pero, esto cambió hasta que por razones de fuerza mayor, luego de 7 años de estar en mi zona de confort laboral, me tocó empezar de cero y asumir un nuevo empleo en un mercado completamente desconocido para mí.

Por Gladys de Gracia – @gladysadg

En este momento, cuando inicio esta nueva experiencia, me dispuse seguir en mi rol de aprendizaje y sacarle el mayor provecho a esta nueva oportunidad que llegaba a mí.

Lo que he aplicado hasta este momento y me ha servido es:

  • Mantener mente abierta a lo nuevo. En mi caso, venir de un lugar donde controlaba y conocía todo en mi entorno y empezar en otro ambiente, pudo llenarme de ansiedad pero mantuve siempre mis pensamientos en orden. Lo nuevo trae incertidumbre, miedo pero se vale tener estos sentimientos, aceptarlos y avanzar con mucha confianza.
  • Empatía con mi equipo de trabajo, mis pares y todo el personal que forma parte de mi nueva familia laboral. Para mi profesión, es fijo generar confianza con todas las personas dentro de mi ambiente, conocerlas a nivel profesional y personal.
  • Aprender del negocio, entenderlo de forma dinámica.
  • Aceptación. Es común escucharlo pero no llevarlo a cabo. Aceptar que todo llevará su tiempo, conocer lo interno, la cultura y procedimientos internos. Que podemos sentir que no avanzamos a la velocidad que deseamos y que podemos cometer errores. Esto para mí fue importante, porque mi carácter es de querer entender y hacer todo a la velocidad. Esto me ha ayudado a dejarme llevar y aceptar el flujo normal del aprendizaje y aceptación.
  • Organización. Cuando recibí la noticia de este nuevo reto, lo primero que me dije a mi misma. Voy hacerlo bien y tendré éxito! Pues así ha sido y todo ha sido parte de una organización. Saber el objetivo esperado, que estaba recibiendo y a donde debía enfocarme.

Manteniendo estos aspectos en mi día a día, me han llevado afrontar mi reto profesional con gran control y motivación, no ha sido fácil lo acepto pero si gratificante. Los retos siempre estarán y los miedos con ellos, pero a estos les digo, GRACIAS, agradezco que estés aquí pero no te doy importancia, confío en mi proceso de aprendizaje y todo lo que esto conllevará.

Mente positiva, agradecida y manteniendo las palabras constructivas en mi día a día. Sigue a Gladys en sus redes sociales aquí.