Si hay algo que me apasiona enormemente es maquillar. Muchas personas piensan que se trata solo de aplicar productos, ver tutoriales, combinar colores y listo. Pero cada cliente es una experiencia totalmente única, rostros diferentes, piel, personalidad, gustos, estilos, edades, necesidades, en ocasiones clientes con condiciones especiales en su piel, alergias, hipersensibilidad, brotes de acné, imperfecciones,  entre otras cosas.

 

Como toda profesión u oficio, velar por el bienestar y la salud de nuestra cliente es vital, cuidarlos y tratarlos como se merecen. Capacitarme día a día, tener empatía con ellos y hacerlos sentir seguro y en confianza para mi forma parte de mi rutina de trabajo.

Es por ello que les voy a compartir 5 secretos que no pueden faltar al momento de maquillar a mis clientes:

1.- Evaluar muy bien el tipo de piel de mi cliente si es seca, mixta, grasa, hipersensible, madura, para preparar su piel con los productos adecuados. Si es hidratar, humectar, o controlar grasa y/o alergia. Utilizando productos de alta calidad. Esto es clave para que el resultado del maquillaje sea el esperado y sobre todo duradero.

2.- Utilizar barreras de protección (mascarilla o tapa boca) para que se sienta cómoda, podamos conversar y no sienta invasión de su espacio personal, por lo general las personas respiran y hablan muy cerca de su cliente. Yo Solo retiro la mascarilla cuando se que se aproxima una foto o cuando estoy en un evento estilo makeup class.

        

3.-  Lavarme las manos o utilizar gel antibacterial antes de atender a mi cliente.

4.- Utilizar Espátula metálica para sacar la cantidad exacta de producto, tal como el labial,  la base, la crema hidratante de ojos, labios, rostro, el primer ,entre otras cosas. Y llevarlos a una loseta de metal. Esto es para no tener contacto con los cosméticos, no contaminarlos.

5.-  Aplicadores desechables de mascara de pestaña, utilizo uno por cliente, resulta un poco mas costoso pero es importante mantener la mascara de pestaña libre de bacterias, cuidar el área de los ojos del cliente que es tan delicada.

Adicionalmente lavo, limpio, desinfecto mis brochas, compro productos cosméticos de alta calidad y así disfruto plenamente de mi trabajo , las atiendo, las cuido y me cuido en todo momento.

Quizás a muchas personas les parezca exagerado el uso de la mascarilla o tapa boca, y  no luce de lo más hermoso, pero siento que todos estos detalles son importantes a la hora de realizarnos cualquier tratamiento de belleza,  ser curiosos, y tener presente conceptos de bio seguridad, cuidar de nosotros y de la persona que atendemos. (sin tapa boca solo para las fotos).

Espero les haya gustado, compartan cualquier duda a la orden. ¡Hasta la próxima nota!

No dudes seguir a Jetza en sus redes sociales aquí.