¿Quieres hacer un viaje con tus hijos y das lactancia materna? A lo mejor te estás preparando para tu primer viaje en avión con tu bebé y no puedes evitar que muchas inquietudes surjan al imaginarte largas o no tan largas horas de vuelo junto a nuestros peques.

Por María Fernanda Betti – @eligeamamantarasesorias

Viajar con niños es todo un desafío pero, ¿sabes qué? Si eres una mamá lactante eres una afortunada…

¡Sí! aunque no lo creas, lactar a tu hijito es una ventaja que se suma a la lista de puntos positivos de la lactancia materna.

Aquí te cuento alguno de los beneficios de amamantar durante tus viajes en avión:

1- No necesitas cargar con latas o cartones de leche o botellas de agua junto con todos los accesorios requeridos para alimentar a tu bebé.

2- Tampoco corres el riesgo de quedarte sin leche suficiente para todo el tiempo de vuelo.

3- Cuentas con la posibilidad de calmar, dormir, consolar, entretener a tu bebé con solo darle el pecho.

4- Y un detalle muy importante para que tu bebé experimente el vuelo de una manera más agradable… es fundamental que durante los momentos de despegue y de aterrizaje amamantes a tu bebé. La succión ayudará a disminuir las molestias en sus oídos y verás que tu bebé casi no se dará cuenta de lo que está sucediendo.

Estos son algunos de los beneficios de dar el pecho durante los viajes en avión.

¿Los conocías? Si la respuesta es no, espero que te animen a viajar y confíes en las maravillas que logra la lactancia!

¿Has tenido la fortuna de experimentarlos? ¡Enhorabuena!

Si conoces otras ventajas o quieres compartirnos tus experiencias, te invito a que las dejes en comentarios para que más mamás puedan tomar nota y disfrutar del abanico de ventajas que implica ir con el «envase de leche inagotable»… ¡incorporado!

Sigue a Marifer en su instagram aquí y disfruta de todos sus consejos.