Sin duda emprender fue una de las decisiones más importante de tu vida, mil gracias por tomarla, abrazarla y hacerla parte de ti cada día.

Por Khristel Guerra – @soykhrissoymujer

Aquel día cuando no tenías idea que sucedería con tu vida, tus deudas, tus planes a futuro, literalmente no tenías ni la más remota idea de nada. Estoy segura que no imaginabas que lo que te estaba sucediendo en ese momento te haría tomar la mejor decisión de tu vida.

Entre temores y angustias de sentir que todo se venía abajo ese Mayo, te pusiste de rodillas y tuviste una larga conversación con Dios en la que entre lágrimas le pedías sabiduría, fortaleza y guía para salir adelante, debo admitir que fue una muy buena jugada y pieza clave para lo que venía.

Un día saliste de casa e iniciaste con incertidumbre y ansias tu emprendimiento, algo que siempre muy dentro de ti quisiste pero que no esperabas que fuera hasta cierto punto forzado por las situaciones de la vida.

Y empezó ese día a día desde abajo, con dificultades, con tropiezos y a la vez cosas lindas y resultados de los esfuerzos fueron emergiendo para dar ese empuje que necesitabas para no rendirte.

Hoy día a más de un año de aquel hermoso inicio de la etapa que marcó tu vida para siempre vas cosechando éxitos, ganando más personas que confían en tus servicios, aprendiendo constantemente en el ensayo y error que vives y te hace mejor cada día. Hoy has logrado que la economía este más holgada y cómoda, pero no se compara con la satisfacción que tienes en el rostro cada vez que hablas de tus resultados o el proceso que amas con todo y sus partes difíciles.

Solo me queda decirte ¡Felicidades! ¡Bien hecho!

Pero recuerda siempre, no puedes dejar de seguir en constante crecimiento, no puedes dejar de estar en guardia y cuidar lo que con esfuerzo y apoyo de personas claves tienes hoy en día.

Si te gustó esta nota, sigue a Khris en su Instagram aquí.

Loading...