¿Te has sentido cansado y deprimido con la sola idea de ir al trabajo?

Por Franchesca Roselie – @froelie

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la depresión es un trastorno que influye en más de 350 millones de personas y aunque es considerada una enfermedad “común”, es una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo.

Muchas veces estamos bajo una considerable carga de estrés en el trabajo y entre tantas cosas, tu ánimo se ve terriblemente afectado. Es imprescindible que diagnostiques si estás en la etapa en la que ir al trabajo se ha convertido en una obligación, en lugar de ser algo que disfrutes.

Síntomas de la depresión laboral

  • Dificultad para concentrarse, recordar detalles y tomar decisiones.
  • Pérdida de interés en las actividades que antes complacían.
  • Fatiga y falta de energía.
  • Irritabilidad
  • Malestar físico persistente: dolores de cabeza, cólicos o problemas digestivos que no se alivian con tratamiento.
  • Sentimientos persistentes de pesimismo o inutilidad. 

¿Cómo Disfrutar de tu Trabajo?

Para nuestra tranquilidad del 80 al 90 por ciento de las personas que padecen depresión se recuperan. A continuación te voy a compartir algunos tips que me han ayudado en esos momentos.

  1. Enfócate en el presente
    Mantén tu mente en las tareas diarias; con esto me refiero a que lleves a cabo tus labores de la mejor forma posible. No te apresures en resolver cosas que seguramente no requieren de todo tu energía y tampoco te pases recordando lo que no hiciste bien ayer. Que cada día traiga su propio afán.
  2. Mantente Positiva
    Es muy fácil que los torbellinos que afrontamos en el trabajo nos desanimen pero practicar  el agradecimiento y positivismo te ayudará a salir adelante. No te estanques en las dificultades, procura encontrar una solución sencilla y pronta para que tu mente se libere de cualquier preocupación. Sé agradecido. Muchas personas llevan mucho tiempo tratando de encontrar un trabajo, tú ya tienes uno… ¿Acaso no es esa una bendición? 
  3. Mantente activo. Establece objetivos realistas que puedas realizar a corto y medio plazo. Procura planificar las tareas que realizarás durante el día. No esperes a tener ganas o a que te apetezca. Y reserva un tiempo para levantarte de tu puesto, estirarte y relajar la mente.
  4. Sé creativo
    No hay mejor antídoto para la depresión que recordar momentos que te hagan feliz. Ayúdate teniendo en tu puesto de trabajo alguna foto familiar, algún souvenir de un viaje que hallas hecho o bien, ten cerca pensamientos positivos que te ayuden a levantar el ánimo.
  5. Relaciónate con tus compañeros
    Participa una que otra vez en las actividades extracurriculares como: una tarde de barbacoa, una noche de bolos o un almuerzo con todos tus compañeros, esto te ayudará a tener una relación más amena en la oficina, lo cual hará tu trabajo diario más agradable y llevadero.
  6. Duerme lo suficiente
    Los expertos aconsejan 8 horas de sueño para un rendimiento óptimo, pero con lo agitada de la vida actual eso es casi imposible. Sin embargo dormir lo suficiente te ayudará a tener un mejor rendimiento físico y mental en el trabajo y tendrás mucha más energía para enfrentar lo que se presente con un mejor ánimo.
Loading...