Todos hemos escuchado, conocido a alguien o haber experimentado un buen y un mal sueño ¿Cierto? ¿Y esto a qué se debe? Es vital procurar tener una buena higiene del sueño desde un enfoqué holístico y de bienestar, aunque sabemos que también existen muchos estudios científicos que proclaman esta necesidad.

Por Sonima Ferrufino- @sonimaferrufino

Definamos etimológicamente la raíz de la palabra sueño. En castellano hay dos palabras homónimas, aunque sus significados no son muy distantes: sueño para designar el ‘acto de dormir’ y sueño como ‘representación de sucesos e imágenes en la mente de quien duerme’.

La primera proviene del latín somnus, y la segunda, del latín somnium.

Y la versión Sonima sería: el arte de descansar, regenerar tus células y abrir tu mundo inconsciente para seguir soñando en otro plano o estado perceptual.  Suena complicado pero es algo que hacemos todos…

El dormir bien hoy día se ha convertido en una necesidad, ante una vida tan rápida, con tanto estrés y llena de pendientes contra el tiempo. Yo siempre digo que si en nuestros centros educativos nos enseñaran a comer bien, respirar bien y dormir bien en consciencia, más de la mitad de nuestros problemas se resolverían.

Por otro lado, una cosa es poder dormir, otra conciliar el sueño, otra dormir bien, otra es tener un sueño reparador y se traduce en tener bienestar y sentirnos bien al despertar cuando cambiamos de estado perceptual… del aparente inactivo (cuando dormimos) al estado alertar y activo cuando despertamos.

¿Qué es para ti un buen sueño?

¿Qué significa dormir bien? Pues esas preguntas las he trabajo mucho y la verdad que no voy a entrar a definirlas porque he entendido que tienen significados muy diferentes para cada quien y depende de las creencias y necesidades de cada quien.

Lo que sí te puedo decir es que el sueño es importante y debe ser una prioridad consciente para ti (aunque cuando dormimos estamos accesado nuestro inconsciente). Para dormir o conciliar un buen sueño, debemos de saber y entender que requerimos de unas rutinas y disciplina y aquí te doy algunos consejos:

  • Establecer horarios de sueño
  • Irte a la cama a la misma hora
  • No comer nada un par de horas antes de irte a dormir
  • No usar tecnología por lo menos 45 minutos antes de irte a dormir
  • Alejar los aparatos electromagnéticos cerca de tu área de dormir
  • Tener un espacio y área cómoda, al igual que una ropa cómoda y adecuada
  • No tener luces o lámparas encendidas ya que esa luz evita que nuestro cerebro envíe las señales y libere las hormonas de sueño y nos mantiene en estado alerta.
  • Practicar ejercicios físicos en el día que te descarguen es necesario.
  • No consumir alcohol cerca a las horas de dormir.
  • Procura no abusar de horario o momentos de sueño durante el día
  • Practica la respiración antes de irte a dormir como parte de tu rutina.

En este punto específico te quiero recomendar la respiración en ritmos de: 4 – 7- 8

Quiere decir que harás de manera consciente y con la intención de relajarte esta respirando. Vas a inhalar en contando hasta 4, luego vas a retener la respiración contando hasta 7 y luego vas a exhalar contando hasta 8 y luego inicias en ritmo de 4 y así sucesivamente.

En resumen y para que tomemos consciencia sobre nuestros momentos de dormir:

mejor sueño = más energía.

sígueme en mi redes sociales @Sonimaferrufino· Gracias por Ser y Estar

www.sonimaferrufino.com