Nuestra sociedad está llena de tabús y en algunos casos se carece de información y cultura en referencia a la discapacidad, por ende, para algunas personas es difícil comprender algunas conductas y características de las personas con capacidades especiales.

Por Anna Andreatta –@annaandreatta

En particular en el caso de las discapacidades evidentes puede ser un poco más sencillo, pues por ejemplo cuando hay un chico en silla de ruedas, todos seden espacio e intentan ayudar. Pero qué pasa cuando hay una discapacidad no visible o silente, por ejemplo: autismo, generalmente se comienza a juzgar las conductas visibles, comienza una serie de juzgamientos a sus conductas y de inmediato se le dan títulos como: enfermo, mal portado y se juzga a la familia.

Eso hace que para padres y niños incorporarse a la vida social fuera del núcleo familiar sea una tarea titánica.  La inclusión de personas con discapacidades en las actividades cotidianas, sociales y culturales inicia en animarlas y animarse como familia a que tengan roles similares a los de sus familiares directos y amigos que no presentan ninguna discapacidad.  De manera ideal no solo deberían querer las familias sino además que se sientan que tiene garantizado que haya políticas y prácticas adecuadas en su comunidad y espacios públicos.

Pero mientras el ideal llega, son los padres y quienes de alguna manera tenemos responsabilidad en favorecer el proceso de inclusión, continuar en esta gran tarea.

Te voy a dejar algunos tips para que trabajes en favorecer la inclusión y en particular en lograr el disfrute de momentos de diversión y recreación de estas personas, tanto si tienes algún hijo o familiar con discapacidad, como si eres padre y quieres formar parte de la formación de hijos más sensibles y empáticos:

  • Antes que nada habla de la discapacidad de tú hijo con familiares y amigos. Tu eres el educador por excelencia. Infórmales que les gusta y que no. Describe lo que puede hacer, no te quedes en la limitación, invita a que lo conozcan. Explica, tantas veces como lo consideres necesario aquello que describa mejor a tu hijo. Dale herramientas a las otras personas para que se aproximen y tu hijo pueda interactuar.
  • Favorece eventos pequeños en tu casa donde los niños cercanos, vecinos y familiares asistan y lo vallan conociendo y tu hijo se incorpore de forma paulatina a estas actividades.
  • Busca en la agenda social de tu localidad eventos donde tu sepas que él va a estar cómodo. Infórmate sobre el mismo y llévalo, probablemente el primer evento no sea el ideal. En la perseverancia esta la diferencia.
  • No le niegues ninguna oportunidad de participación. Llévalo a los eventos, lo peor que pueda pasar es que pases solo un ratito y luego regreses. Todo va sumando.
  • Busca fundaciones, escuelas para padres, apoyo con terapeutas para lograr tu cometido.
  • Es muy importante que NO te preocupes por el que dirán. Lo importante es que tu hijo comience a incorporarse a las diferentes actividades y que pueda ir poco a poco disfrutando de ellas junto contigo y los demás familiares.
  • Es muy importante dotar a los hijos de confianza y motivación para que, a pesar de las dificultades, logren una independencia. Por ende, disfrutar de la vida.

 

Lo ideal es que no le pongamos más barreras de las que ya la sociedad pone, no hagamos de su discapacidad un problema limitante. Lo ideal es dotar al niño de confianza, trabajar a su lado para que logre superar las barreras y disfrutar.

Con relación a los tips para padres y familias que no tienen personas con discapacidad de manera directa en sus familias, pero quieren ser parte del cambio merecido para estas personas, te invito a que cuando hables de discapacidad con tu hijo te expreses con el nombre adecuado cada cosa:

  • Las personas con discapacidad NO están enfermas. Cuando le dices estos términos estas depositando una carga simbólica a la palabra y los estamos enseñando a percibirla como una enfermedad y no es así. De ahí la importancia de llamar a las cosas por su nombre y darles la validez justa.
  • Invita a tu hijo a jugar y participar en actividades con personas con discapacidad. Da el ejemplo.
  • Si tiene algún compañero o amigo con alguna discapacidad deja que te pregunte lo que le inquieta. Llevalo a su casa para que aclare dudas con sus padres, Ellos son los ideales para darle las herramientas a tu hijo para entender todo.

 

Lo ideal no sería hablar de este tema pues, si efectivamente educamos a los chicos a ver la discapacidad como una característica más de la persona, y logramos que vea la persona llena de características, méritos y habilidades asociado a la discapacidad, no tendremos que hablar de inclusión, hablaremos de respeto e igualdad.

La petición a la inclusión de una persona con capacidades especiales

Campeones‘ ha sido una de las películas más inspiradoras de 2018, y uno de sus protagonistas, Jesús Vidal, nos ha dejado uno de los momentos más emotivos de la noche de los Premios Goya con sus palabras al convertirse en el Mejor Actor Revelación.

Mira el video completo en nuestro Instagram. Te llegará al corazón.

«Señoras y señores de la Academia, ustedes han distinguido como Mejor Actor Revelación a un actor con discapacidad. No saben lo que han hecho. . Me vienen a la cabeza tres palabras: Inclusión, diversidad y visibilidad. Sin duda para mí ha sido un auténtico retointerpretar a un personaje como este, ya que yo venía del teatro y el cine me ha enamorado. Y espero que este idilio continúe muchos años.

Este trabajo representa también a los nueve integrantes del equipo de Los Amigos. Sin vuestra frescura, vuestra espontaneidad y vuestro talento esto no hubiera sido posible.

Quiero dar las gracias a Javier Fesser por hacerme crecer como actor y como persona. También al equipo de coaching porque sin vosotras este trabajo con diez actores con discapacidad no habría salido adelante.

Gracias David Marqués por escribir esta historia tan bonita. Gracias a todo el equipo técnico y artístico de la película. Y muchas gracias a la gente que me apoyó en mis inicios.

Mami gracias por darme la vida, porque hiciste nacer en mí el amor hacia las artes. Y porque me hiciste ver la vida con los ojos de la inteligencia y el corazón. Porque eres la persona con más ternura del planeta sin pretenderlo y porque solo con una sonrisa cambiabas y cambias el mundo.

Queridos padres, a mí sí me gustaría tener un hijo como yo, porque tengo unos padres como vosotros».

Un discurso que nos hace reflexionar y nos confirma que la inclusión es el mejor camino para vivir sin diferencias, ni juicios.

Sigue a Anna en su Instagram aquí.