«Lo he hecho por Liam Hemsworth (y también lo he hecho por Valentino)» escribía divertida Miley Cyrus en Instagram hace unas pocas horas. La actriz ha acudido a la premiere de Isn’t it Romantic no para acompañar a su pareja, el actor Liam Hemsworth, que protagoniza la película.

Ha asistido en su lugar, ya que el actor no ha podido ir por motivos de salud. «Qué suerte tengo de tener la mejor chica del mundo para representarme. ¡Gracias por el apoyo, nena!», ha escrito por su parte el actor en su perfil de Instagram con varias fotos de Cyrus.

Además del gesto por Hemsworth, la artista ha aprovechado el estreno de la cinta para enfundarse en un vestido que supone la definición gráfica de lo que es San Valentín(si es que hubiese un vestido como tal). Miley Cyrus apostó por un todo al rojo de mano de la firma que lleva este color en el ADN de sus costuras: Valentino.

Un vestido muy ligero y delicado que destacaba por los volantes que caían en cascada desde los hombros hasta el suelo y en el bajo de la falda. Además, incluía una sobrecapa que incluía también estos detalles en versión XXL.