El embarazo de Meghan Markle es el más esperado de este año, pero aún quedan muchas incógnitas por resolver. La primera y más esperada es el sexo del bebé que lleva en su vientre. Sin duda, es algo que no había comentado ni se había pronunciado hasta la fecha.

Pero el otro día, en un acto oficial, grabaron un vídeo a la duquesa de Sussex respondiendo a la intrigante pregunta. Durante el evento de ‘Endevour Fund’, una mujer le preguntaba sobre ello. Y la respuesta de Meghan fue concisa e impoluta, en parte, una reflexión importante.

 

En esa contestación, comentaba que no sabían ambos (Harry y ella) cuál era el sexo del bebé, porque básicamente, les daba igual. Que fuese lo que fuese, sería una sorpresa y que así querían que sucediera. No era un secreto, sino que ellos, como padres, preferían no saberlo.

Loading...