A ver comencemos por entender que es un berrinche. ¿Lo sabes? Bueno, mejor recordémoslo…

Es la forma que tiene un niño para comunicar su frustración. Este se presenta con expresiones verbales, movimientos corporales y generalmente aparecen después de un NO, o negación a un deseo. Por ende, si eres padre vas a tener que pasar por los berrinches de tú hijo. La forma que tendrás de superarlo es conocerlo bien, tener paciencia y ayudarlo a entender y canalizar sus sentimientos. Esto quizás es la única garantía de evitar en la medida de lo posible aquellas situaciones que provoquen una rabieta.

Por Anna Andreatta – @annaandreatta 

Está claro que es más fácil decirlo que hacerlo, pero hoy te presento algunas afirmaciones y recomendaciones que te ayudarán a entenderlo:

  • Es más probable que tu hijo tenga un berrinche si está cansado o hambriento, así que las salidas complicadas o largas no la programes para ese momento.
  • Recuerda que la frustración es la principal causante de los berrinches, pues aun no conoce sus sentimientos, así que va a explotar, pues es lo que sabe hacer. Trata de predecir cómo reaccionará y sopesar las posibles consecuencias y las alternativas, en tus eventos y salidas. Este periodo es duro pero pasajero.

Pero: ¿qué pasa si tomo todas las medidas y aparece en público el Berrinche?

Una vez que comienza, es difícil razonar, por lo que te sugiero, espera. SI, espera, mantén LA CALMA y trata de ser posible de hacer lo que harías en casa. Si te molestas o lo castigas, eso complica la situación. Recuerda que lo mejor que puedes hacer es mantener la calma. En muchas ocasiones intentar aislar a tu hijo por un momento, o irte de forma momentánea del lugar puede ayudar.

Esta palabra es clave: CALMA

Es un momento delicado para todos, tu hijo necesita llamar tu atención a como dé lugar, necesita obtener lo que quiere y lo va a hacer con lo que sabe hacer. Y tú te vas a sentir fuertemente evaluado por el entorno social donde te encuentres. Es una línea delgada, pero lo ideal es que tú (adulto) no te dejes abrumar por el juicio social, es tu hijo y estas tratando de darle herramientas para madurar sus sentimientos y así poder hacer uso de los de manera adecuada.

Cuando se le pase el berrinche, generalmente tu hijo necesita que lo abraces y le hagas sentir seguro. Puedes hacerlo, pero no le permitas obtener lo que quería, NO debes premiar el berrinche. Si le dijiste que era hora de irse de la casa de la abuela (por ejemplo) y respondió con una rabieta, igual mantente en la posición que es hora de irse cuando se le pase el berrinche. Pero una vez que los momentos intensos pasen y pueda hablar de sus sentimientos, puntualizale que estas feliz que logre hablar, pero igual nos vamos. Lo que si puedes ayudar es que   la salida y despedida sea menos dolorosa, puedes ofrecerle algo importante para el   cuando lleguen a casa.

Es muy importante que recuerdes que los berrinches de tu hijo no los puede solucionar nadie más que tú. Nadie debe involucrase en ellos más que ustedes como padres y más si están en un sitio público. Que tu hijo tenga un berrinche en público no es que tú seas mala madre o que tu hijo sea un mal portado, solamente es que tú eres la madre de un niño pequeño. La gente se queda mirando, algunos opinan, pero también existe quien te apoye y comprenda y no te critican.  Pase lo que pase no importa si te miran o no, recuerda que tu hijo a esta edad es muy egocéntrico aún, no se va a aponer en tu lugar de pensar ni comprende tu vergüenza.

Debemos pensar que es un proceso de crecimiento emocional que tú vas a acompañar. Pero tú adulto debes poner las líneas claras para que él sepa que esperar y que no es con los berrinches que va a obtener lo que desea   Te dejo algunas recomendaciones básicas para manejarlo. Sin embrago cada niño y su familia son únicos.

  • Colócate los lentes de científico y observa a tu niño para identificar e la causa del berrinche, importante distinguir si es frustración o manipulación.

 

  • De ser posible llévalo a un lugar seguro en el que se pueda desahogar, trabaja contención para evitar cualquier inconveniente si lo consideras necesario.

 

  • Intenta hablarle en tono calmado y utilizando su nombre.

 

  • Cuando esté en calma, busca que verbalice lo que le molesta.

 

  • Nunca te dejes manipular

 

  • No hagas tu un espectáculo más grade que el de él

Es una etapa de crecimiento emocional donde tu hijo va a aprender a utilizar la palabra para expresarse. Da el ejemplo, mantén la calma, pero sobré todo no te dejes abrumar ni te sientas evaluado por los demás. El rol de padre es tuyo.

Sabemos que te encantó esta nota, si quieres más ayuda al respecto o una asesoría contacta a Anna aquí.

Loading...