Cuando un bebe llega a nuestras vidas lo primero que pasa esos primeros meses de vida lo indispensable en ese momento es estar con él, pero así mismo empiezan las tareas diarias, el trabajo de cada día.

Por Miriam Martínez – @Spectrum.audiovisuales

¿Cómo hacemos las mujeres para estar con ellos a cada momento?

La realidad es que a muchas les toca levantarse temprano alistar al bebe llevarlo a una guardería o donde la abuelita. No es fácil, en cualquier panorama.

Sobrellevar un día de trabajo desde casa y pensar en llevar al niño a sus citas médicas o uno mismo hacer las tareas diarias, en medio de la desesperación, es difícil y una labor muy poco reconocida.

Personalmente, lo primero que hago para facilitarme la vida es alistar lo que considero yo es lo que lo va a mantenerlo en calma. Por ejemplo: llevar su juguete favorito, enseñarle cosas que le llamen la atención en medio del camino, hablarle inclusive si es necesario, ponerle su canción favorita. Llevo sus snacks en la mochila, en fin busco lo que pueda entretenerlo porque simplemente los niños se estresan cuando no pueden jugar, se frustran cuando piden algo y no se les entiende.

Muchas veces por no saber que quiere nuestro bebé nos estresamos es ahí donde debemos hacer una  pausa. Si, tener, por lo menos, una meditación profunda (de 5 segundos) respirar y pensar en una frase que nos auto ayude. La mía es  “todo lo que nosotros nos proponemos lo podemos hacer” y me la auto repito muchas veces en medio del cansancio. En esos momentos de estrés, veo a mi bebé y solo con su sonrisa recargo las baterías…

Soy de las madres que piensa que somos el sexo más fuerte, no necesariamente por la fuerza, sino por nuestra capacidad de ingeniarnos en medio del ajetreo, en medio de las tareas diarias. Como por ejemplo, cambiar al bebé a cada cierto tiempo, darle mamila, vigilar que no toque, no agarre cosas sucias y se las meta a la boca, en fin podrían enumerar muchas cosas. Pero sin duda, el método más fácil para llevar a nuestros niños a todos lados está en la capacidad de reinventarnos nosotras mismas y no volvernos un 8 en medio del caos es todo un desafío.

Recordemos que “los límites solo están en tu mente”. 

Sigue a Miriam en la red social de su emprendimiento aquí y conoce en qué consiste.

Loading...