Del 22 al 29 de marzo se celebra la semana mundial de la doula. Pero, podrías preguntarte ¿qué es una DOULA?

Las doulas son mujeres que se preparan multidisciplinariamente para enseñar, acompañar, proporcionar apoyo físico y emocional a las embarazadas antes, durante y después del nacimiento.

Por Astrid Lugo – @maternity_coachteam

Les cuento un poco de historia, durante la década de los años 70, los doctores Klaus y Kennell trabajaban en un hospital público en Guatemala, atendían aproximadamente 60 partos al día. En una época donde la intervención por cesáreas y el uso de fármacos era muy elevado, para tratar de solucionar el problema, decidieron realizar un estudio separando a un grupo de parturientas que eran atendidas con las intervenciones, y el otro grupo era acompañado sólo con otras mujeres.

Lograron comprobar que el grupo que era atendido solamente con otras mujeres, requerían menos intervenciones. Este estudio se realizó varias veces y comprobaron que la compañía de otras mujeres en el parto producía un efecto positivo en el desenlace de los mismos.

Al publicar el resultado de sus estudios necesitaban una palabra que definiera a estas mujeres que acompañaban a otras durante el proceso del parto, entonces ubicaron un vocablo de origen griego DOULA (cuya pronunciación es DULA).

Esta palabra o vocablo ya había sido utilizado por la antropóloga Dana Raphael para referirse a las mujeres que ayudaban a las nuevas madres durante la lactancia y el cuidado al recién nacido en Filipinas. La traducción directa del griego de la palabra doula es mujer que sirve a otra.

Las doulas tienen un ámbito de acción totalmente diferente al del doctor, la matrona o la enfermera, ella brinda contención, amor, empatía, tiene una relación mucho más emocional que física. La madre desarrolla seguridad y protagonismo en su parto cuando es acompañada de una doula.

Las doulas bajo ningún concepto deben interponerse entre la relación médico – paciente, al contrario, ellas son traductoras muchas veces de los términos científicos que las embarazadas no comprenden, es por eso que una doula debe tener amplio conocimiento del parto.

Por otra parte, una doula respeta el espacio amoroso de la pareja, sabe que la compañía activa del padre es primordial para segregar oxitócina que produce contracciones de parto, ella sugiere durante su acompañamiento tiempos de intimidad de la pareja. Como siempre digo, “el parto es la culminación del acto sexual y se segregan las mismas hormonas que participaron en la concepción”; es por eso, que las doulas guardan el espacio y respeto a la privacidad de la pareja.

Una doula ofrece maravillosas sugerencias durante la labor de parto, como un rico masaje en la espalda baja, ejercicios de apertura, respiraciones que ayuden a mitigar el dolor, palabras de apoyo, aromaterapia, entre otros.

Los beneficios de estar acompañada por una doula durante el parto son los siguientes:

  • Disminuye la tasa general de cesárea en un 50%.
  • Disminuye la duración del parto en un 25%.
  • Disminuye el uso de oxitocina en un 40%.
  • Disminuye las solicitudes de una epidural en un 60%.

Cuando estamos en compañía de otras mujeres aumenta nuestra seguridad y generamos confianza lo que se traduce en fuerza y poder.

El parto no tiene que ser la excepción. Entrevístate con una doula y pregúntale sobre sus servicios durante el parto y post parto.

Lcda. Astrid Lugo, Doula, Consejera de Lactancia, Asesora de Maternidad, Coach de vida.

Si te gustó esta nota, síguela en sus redes sociales @maternity_coachteam Encontrarás mucha información al respecto que te puede ayudar a ti o a tus amigas que estén embarazadas.