Una vez más quedó demostrado que lo más difícil en las relaciones de pareja puede resultar ser el hecho de tener que decirse adiós. Al menos así lo evidencian los procesos de separación que se dan en el mundo del entretenimiento. 

Y así lo demostraron el expresidente de México, Enrique Peña Nieto, y la actriz Angélica Rivera, quienes han decidido ponerle punto final a su relación sentimental que causó tanta sensación mientras EPN estuvo en el poder.

De acuerdo a un informe del periodista Salvador García Soto en el diario El Universal de México, la ex primera dama hizo una serie de extravagantes exigencias para firmar el documento del divorcio definitivo con el exmandatario.

Dentro de las peticiones que planteó la actriz están, por ejemplo, que le sean entregados 35 automóviles último modelo para que ella y los demás integrantes de su familia se puedan movilizar sin ningún tipo de inconveniente.

También fue incluido dentro de los requerimientos de Angélica Rivera que puedan desplazarse en aviones privados por los próximos 12 años. La intención con este punto es poder desplazarse sin tener que ser objeto de “ataques, burlas o comentarios”.

Según lo que se ha venido conociendo, los papeles del divorcio de la pareja estaban en trámite desde noviembre de 2018. Aun así, el expresidente decidió por esos días suspender su procedimiento ante la justicia mexicana.

Fue solo hasta la semana pasada, cuando apareció Enrique Peña Nieto con su nueva novia, Tania Ruiz, que se tomó la decisión de reactivar el proceso de divorcio.

La semana pasada los medios rosa de México dieron a conocer una serie de imágenes del expresidente Enrique Peña Nieto junto a la prestigiosa modelo mientras paseaban hace unos por Madrid (España).

Y es que fue a raíz de esas fotografías que Angélica Rivera dio a conocer en su cuenta de Instagram que había iniciado el trámite de separación de Peña Nieto, algo que consideró muy “doloroso” para ella y sus hijos.