He visto con mucha atención que todos los entrenamientos que se ofrecen para mejorar tu negocio y llevarlo al siguiente nivel están orientados al razonamiento lógico de todos los hechos y variables asociadas con éste.

Por Karina Carrero – @kmcb.consulting

Sin embargo, son muy pocas las tendencias que llevan a conectarte con tus emociones. Debo confesarte que no soy experta en el tema pero te invitaré a incursionar juntas en esta área interesante que si potenciará la forma en que tomes decisiones sobre tu negocio.

La intuición como herramienta poderosa en los negocios

Una vez que arrancaste tu negocio estás en un nivel de energía diferente, de hecho ya diste el primer gran paso o salto de fe como le dicen algunas personas.

Este primer paso estuvo indudablemente lleno de emociones, algunas seguramente te ayudaron a ponerte en acción y otras aún te quitan el sueño.

Pero existe algo más poderoso que es la intuición, y he empezado a descubrir de donde viene esta energía.

¡Resulta que el responsable es tu corazón! ¡Si el tuyo, el de todos!

¡Existen diversos estudios científicos que respaldan esto, y si estás interesada te invito a empezar a leer lo que han encontrado!

El corazón es tan poderoso para la toma de decisiones principalmente por las siguientes razones:

  1. Recibe primero la información que el cerebro y nos genera esa sensación que llamamos “corazonada”.
  2. Transmite eso que recibe al cerebro.
  3. Nos ayuda a entender situaciones generando en él expansiones o contracciones si estas son favorables o desfavorables, respectivamente.

¿Cómo lo aplico en los negocios?

Lo primero, que debes hacer es conectarte con tus emociones, algo que no es obvio y que la mayoría de las personas han dejado de lado en esta vida acelerada en la que andan muchos.

Lo segundo, es escuchar lo que se siente cuando se te presente información para tomar decisiones: nuevos socios, mercados nuevos, lanzar un nuevo producto o servicio, invertir, contratar un personal determinado, entre otros temas del día a día.

Te puedo compartir que cuando tu negocio es saludable todo lo que le beneficia te genera a ti muy probablemente una sensación de bienestar, y un estrés positivo de ese que te da el miedo suficiente para moverte.

“Si te asusta puede ser algo muy bueno para intentarlo”

¡Escucha tu corazón e intégralo en tu negocio!

Sigue a Karina Carrero de The Company Doctor aquí. 

Loading...