Salvador Dali “la persistencia de la memoria”
Salvador Dali “la persistencia de la memoria”

¿Has sentido que el tiempo se va tan rápido y tienen tantas cosas que hacer y al final piensan o tienen la percepción que no han hecho nada en el día?  Asi me sentí yo el mes pasado… Hice tantas cosas, pero cuando el mes se estaba despidiendo de mi, yo solo lo vi pasar y sentí que no logré mis objetivos

 

Por Miriam Martínez – @Spectrum.audiovisuales

¿Por qué tenemos estos sentimientos ? En realidad si hay una explicación para esto. Investigando quede perpleja con lo que encontré.. Y es que el tiempo pareciera ir avanzando cada vez más rápido a medida que vamos envejeciendo… Si señoras y señores envejeciendo.

Apenas el siglo pasado, gracias a Einstein y otros científicos, se descubrió la dilatación del tiempo. Las grandes masas con alta densidad son capaces de curvar el espacio-tiempo, lo que hace que el tiempo sea variable en el espacio (dilatación del tiempo por gravedad).

El paso del tiempo que experimentamos todos los seres y objetos que nos encontramos en la tierra tiene una relación directa con su densidad. Es decir si viviéramos en un planeta con mayor densidad, la dilatación del tiempo incrementaría, es decir, el tiempo pasaría más lento. Esto quiere decir que el tiempo en realidad no es algo constante como lo percibimos día a día y cambia a gran escala.

 

Cuando envejecemos nos volvemos lentos, los niveles de energía disminuyen y nuestro metabolismo va más lento.

Esta teoría indica que una disminución en nuestro reloj biológico podría alterar la forma en que percibimos el tiempo externo el cual corre de forma constante e imparable.

Es decir, tienes una razón más, de gran peso, para mantener tu cuerpo saludable en todas las etapas de tu vida. Alimentarte adecuadamente, sacudir tu cuerpo y ponerte en movimiento, te permitirá no solo desacelerar el tiempo en lo posible sino también darle a tu cuerpo unos cuantos años más de calidad de vida.

¿Qué podemos hacer al respecto?

Los filósofos sugiere una serie de cosas para que el tiempo avance más lento. 

  • La primera es terminar las cosas que tenemos pendientes. Generalmente cuando hay asuntos que no hemos finalizado, nuestra mente divaga y terminamos desconcentrándonos de lo que estamos haciendo realmente, lo que ayuda a que a veces perdamos la noción del tiempo y este se nos escape.
  • La segunda es tener metas realistas. Si nos proponemos hacer algo, es importante pensar bien cuánto tiempo creemos que nos podría tomar realizarlo. 
  • La tercera, es  apreciar bien cada momento de nuestras vidas, por muy cotidiano o simple que pueda parecer.

Sigue a Miriam en las redes de su emprendimiento aquí @Spectrum.audiovisuales