El diente de león es una planta medicinal, de las mejores del mundo.

Ha sido usada como sanador y preventivo de enfermedades por siglos. Hoy en día es una de las plantas más estudiadas  por la medicina occidental.

Por Natalia Duarte – @masnatural 

  • Uno de los órganos que está más activo mientras dormimos es el hígado. Una vez conciliamos el sueño, inicia una serie de procesos, como, depurar el organismo, metabolizar enzimas o producir vitaminas.
  • Nuestro cuerpo necesita dos cosas básicas en esas últimas horas del día:

-Que nuestra cena no sea muy abundante

-Que no incluya un exceso de grasas.

  • El hígado agradece alimentos ricos en antioxidantes, es por esto que una infusión a base de diente de león sea algo adecuado para favorecer muchas de sus funciones.

Tampoco podemos olvidar que esta planta es una gran diurética.

  • Ayuda a los riñones a eliminar los desechos de sal (sodio) y el exceso de agua a través de la orina.
  • Previene el crecimiento de microbios en el sistema urinario y regula el equilibrio entre el sodio y el potasio en nuestro organismo.
  • Mantiene el correcto funcionamiento del hígado. La raíz del diente de león, previene las hemorragias de hígado, pero también mejora la pureza de la sangre y el flujo de la bilis.
  • Combate el acné. Beber jugo de diente de león te ayuda como, estimulante.
  • Desintoxicante, diurético y antioxidante, combate las toxinas que muchas veces resultan de las hormonas fuera de balance. Las toxinas son sudadas a través de la piel y, gracias a las propiedades de la planta, se abren los poros para permitir el proceso.
  • Mejora la salud de los ojos: La Asociación Optométrica América recomienda que las personas consuman al menos 12 mg combinados de luteína y zeaxantina todos los días para ayudar a reducir los riesgos de cataratas y degeneración macular relacionada con la edad.
  • El diente de león contiene ambos de estos nutrientes. De hecho, sólo una taza excede la recomendación de la AOA para mantener la salud de los ojos.
  • Ayuda a bajar de peso. Consumir dientes de león es ideal para aquellos que quieren bajar unas libras. No sólo son bajos en calorías, también actúan como diuréticos, por lo tanto causan que el peso del agua sea desechado mediante la orina de una manera sana.
  • Depurativo,  evita la acumulación de elemento tóxicos en el hígado.
  • Ayuda a metabolizar mejor los alimentos: Ideal para limpiar nuestro cuerpo de toxinas.

Esta planta no solo tiene propiedades digestivas sino que también tiene un pequeño efecto laxante que ayuda a mejorar el transito intestinal.

Así que una infusión de diente de león, en combinación con una alimentación rica en fibras y antioxidantes, además de una buena hidratación, ayudarán a eliminar los desechos acumulados.

En caso de indigestión y gases, también se recomienda la infusión de esta planta, ya que ayuda a neutralizar el pH.

  • Combate la anemia: Por su alto contenido de minerales, como el hierro, el magnesio y el calcio, el diente de león también es un buen complemento para acelerar la recuperación de los episodios de anemia y fatiga.

Su absorción en el organismo apoya la formación de glóbulos rojos y blancos, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Y para obtener este beneficio, debes:

✔ Tomar unas 3 o 4 tazas de infusión, al día.

Además de los nutrientes mencionados anteriormente, esta planta también contiene cierta cantidad de ácidos grasos esenciales, y beta-carotenos que, al ser asimilados en el organismo, ayudan a restablecer el equilibrio de sus procesos inflamatorios.

✍🏽 Recuerda

  • A pesar de que esta planta tiene tantas propiedades y beneficios, no se debe recurrir a ella como tratamiento exclusivo de ninguna afección.
  • Lo más recomendable es utilizar su infusión a modo de complemento de un estilo de vida saludable fundamentado en una alimentación balanceada, una hidratación adecuada y ejercicio regular.

Modo de empleo:  En infusiones o tés agregar 30 gotas de diente de león. Realiza esto 3 veces al día. 

Consigue Diente de León en @masnaturalpty