Cuando hablamos de lactancia materna, se suele decir que uno de los beneficios de dar pecho, es que recuperas con facilidad tu peso regular, por muchas razones como lo son: el gasto de calorías.

Sin embargo, hay mujeres que se dan cuenta de que en vez de adelgazar, engordan. Por eso hoy vamos a hablar sobre esto: “Las ansias que tenemos de comer en la lactancia.”

Por Estefani Castillo – @Mabezuluaga

Resultado de imagen para mujeres que dan pecho y comen

Antes de mis niñas era una chica con un ritmo de vida acelerado, hacía bastante ejercicio (me sobraba el tiempo) a veces mi barriguita disminuía otras aumentaba y estuve mucho tiempo sin saber porque, mi nutrición en ese entonces era variable, porque consumía mas azúcares de lo que debía, aparte no descansaba bien.

No descansar, y en consecuencia estar cansado en el día hace que consumas alimentos por la ansiedad que produce esa baja anímica, consumir alimentos ricos en azúcar generan un problema para el peso porque estos alimentos engordan.

Resultado de imagen para mama trasnochada

El caso es que cuando te pasas con el azúcar, el cuerpo provoca aumento de producción de insulina para agarrar de la sangre la glucosa que le metiste y eso produce una sensación de bajón, que te lleva a necesitar mas glucosa, entrando en un círculo vicioso bastante peligroso para el peso.

Yo recomiendo comer 5 veces al día, pero …  S A L U D A B L E, ya que no debemos olvidar que damos vida, dar teta es eso, ¡vida! Por lo tanto, debemos cuidar lo que comemos. Comer saludable no es hacer dieta es cuidarte y eso es lo mejor que podemos hacer por nuestros hijos ser sanas y felices.

Te dejo un cuadro que me ayudó muchísimo con la ansiedad que enfrente en el post parto:

7:00am – 8:30am Desayuno fuerte
10:00 a. m. Snack saludable 1Fruta/Granola/Avena/ galleta integral.
12:pm a 1:30pm Almuerzo fuerte
4:00pm Snack saludable 1Fruta/Granola/Avena/ galleta integral.
6:00pm a 7:30pm Cena suave 1 crema / sopa / ensalada
9:00pm Infusión

 

Otro consejito es tratar de descansar y mantener la mente ocupada, a mí me ayudó muchísimo empezar a trabajar.

También hacía media hora de ejercicio o meditación diaria para despejarme y hacer algo que me gustara ayudo a que mi ansiedad por comer disminuyera.

Resultado de imagen para mama hace yoga con su hijo

Sigue a Estefani en sus redes sociales aquí  @Mabezuluaga

Loading...